Viernes, 14 de Mayo del 2021

21 agentes de seguridad han sido asesinados en el gobierno de Gali

Martes, 17 Julio 2018 02:00
21 agentes de seguridad han sido asesinados en el gobierno de Gali

Entre los asesinados se encuentran militares, ministeriales y policías de diferentes corporaciones. La mayoría de las ejecuciones están relacionadas con los grupos delictivos dedicados al robo de combustible.

Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl



Durante la administración de Antonio Gali Fayad han sido asesinados en el cumplimiento de su deber al menos 21 elementos de seguridad en el estado, entre militares, policías y ministeriales de las diferentes corporaciones, a manos del crimen organizado.


La mayoría de estas ejecuciones están relacionadas con los grupos delictivos dedicados al robo de combustible, siendo el caso más reciente el de los tres policías asesinados en el municipio de Huehuetlán El Grande, quienes fueron emboscados por un comando armado, dejando sólo dos sobrevivientes. 


A continuación CAMBIO te presenta a los uniformados muertos en acción durante los casi 18 meses de la administración del actual gobernador del estado.


Ejecutan a tres ministeriales en Atzitzintla


En marzo del año pasado, tres agentes de la Fiscalía Especializada de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) fueron ‘levantados’ y ejecutados por miembros del grupo de Roberto de los Santos de Jesús, mejor conocido como 'El Bukanas’, mientras investigaban un caso de secuestro en el municipio de Atzitzintla.


Estas ejecuciones desembocaron en el ‘Operativo Encrucijada’, donde se lograron detener a 87 sujetos por su presunta participación en este caso, de los cuales la gran mayoría ya obtuvo su libertad.


Sin embargo, aún se mantienen aprisionados en Tepexi de Rodríguez a policías municipales y al ex edil de Atzitzintla, quien presuntamente ordenó la ejecución de los agentes ministeriales.


Abaten a cuatro militares en Palmarito


El pasado 3 de mayo del 2017, en la localidad de Palmarito Tochapan en el municipio de Quecholac, un enfrentamiento entre presuntos huachicoleros y elementos del Ejército dejó un saldo de 10 personas muertas, cuatro militares y seis civiles.


Paulino Martínez, alias ‘El Pavis’, presunto cabecilla de una banda dedicada al robo de combustible, antes de ser abatido por los militares disparó en al menos tres ocasiones en contra de uno de ellos, luego de que éstos no procedieran a asegurarlo y desarmarlo.


Además de este militar ejecutado a manos de ‘El Pavis’, otros tres perdieron la vida a lo largo de la noche, después de que la información oficial señalara que la banda de los ladrones de combustible utilizó a mujeres y niños como escudo humano para repeler el ataque.


Matan a seis en Amozoc, dos mandos policiacos son detenidos


El pasado 15 de junio de este año, seis policías municipales de Amozoc, cinco hombres y una mujer, fueron ejecutados por huachicoleros tras una falsa alarma de riña que recibieron por conducto de Javier Rojas Alonso, ex comisario de Seguridad Pública, y Alfredo Castro Puentes, ex comandante del municipio.


Según la versión de la FGE, los seis policías fueron emboscados en la colonia Signoret por un grupo armado dedicado a la ‘ordeña’ de gas LP en la zona, luego de que dos de ellos presentaran denuncias ante la Contraloría del Ayuntamiento por las irregularidades de los mandos, quienes ahora permanecen vinculados a proceso por los delitos de espionaje y obstrucción de la impartición de justicia.


Huehuetlán reporta cuatro decesos


La primera ejecución se dio a manos de la banda ‘Los Cuijes’, quienes en julio del año pasado asesinaron a nueve personas, de las cuales al menos calcinaron y abandonaron a seis en el municipio de Santo Tomás Chautla.


Sin embargo, en la cabecera municipal quedó tendido el cuerpo del comandante de la Policía Municipal, José Martín Loaiza Reyes, en lo que aparentemente se trató de un ajuste de cuentas con una de las familias de la demarcación por el cobro de piso de la venta de combustible robado.


Las otras tres víctimas fueron reportadas el pasado sábado 14 de julio, donde el comandante Héctor Alberto Velázquez Ponce, el oficial  Nicanor Pedraza Arizmendi y la oficial Zaly Judith Parra perdieron la vida tras ser emboscados a bordo de su unidad, donde otro oficial y el tesorero del municipio resultaron lesionados.


Sólo se registra un caso en la capital


El único caso de una muerte de un policía a manos del crimen organizado se registró el pasado lunes 23 de abril en la colonia Clavijero, donde se desató una balacera entre bandas rivales dedicadas al narcomenudeo; logró escapar ‘El Negro’, una de las cabecillas de ‘La Cuchilla’, grupo dedicado a la venta de estupefacientes.


Durante estos hechos fallecieron dos personas, un civil, presuntamente un narcomenudista y el comandante Filiberto Rugerio Serrano, de 50 años, quien recibió al menos dos impactos de bala en el tórax, provocándole la muerte casi al instante.


Las otras tres ejecuciones


Los municipios de Zacatlán, Cañada Morelos y Teziutlán reportaron el deceso de unos elementos asignados a la seguridad de la demarcación. Los hechos se suscitaron a lo largo de estos 18 meses de la administración galicista, en la que se ha combatido a la delincuencia organizada de forma frontal, lo que ha ocasionado el deceso de un total de 21 elementos de seguridad.


Sin embargo, esta cifra podría crecer en las próximas horas, pues el comandante Martín Hernández López de la comunidad de Tepanco fue herido en la cabeza tras realizar un operativo en contra de sujetos fuertemente armados, siendo al momento crítico su estado de salud.