Miercoles, 26 de Junio del 2019

Otra vez falla la Marina en capturar a El Bukanas: se escapa por tercera ocasión

Jueves, 04 Octubre 2018 04:04
Otra vez falla la Marina en capturar a El Bukanas: se escapa por tercera ocasión

Roberto de los Santos, alias ‘El Bukanas’, dejó en ridículo por tercera ocasión a los cuerpos de élite de la Secretaría de Marina (SEMAR), pues el líder huachicolero se les escapó la madrugada de este 2 de octubre en Palmarito Tochapan, al igual que sucedió el 21 y 24 de julio del 2017 en Vicente Guerrero y en Esperanza, respectivamente.

Héctor Hugo Cruz Salazar

@HectorHugo_Cruz



Roberto de los Santos de Jesús, ‘El Bukanas’, ya les tomó la medida a los cuerpos de seguridad de élite, incluidos los de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), pues por tercera ocasión en los últimos 18 meses los hizo quedar en ridículo. El líder huachicolero se le escapó la madrugada de este 2 de octubre a un “Grupo Élite” de Marinos que intentó detenerlo en Palmarito Tochapan, como sucedió el 21 y 24 de julio del 2017 en Vicente Guerrero y Esperanza, respectivamente.


A decir del periódico Reforma, fuentes de la SEMAR revelaron que la incursión de los infantes de Marina en dicha población, perteneciente al municipio de Quecholac, tenía como objetivo la detención del líder del Grupo Zeta Sangre Nueva que opera la ‘ordeña’ de ductos de hidrocarburo y el robo a trenes en los límites de Puebla y Veracruz, pero cuando llegaron al lugar había escapado.


Los elementos de élite de la Armada, al ver que su objetivo ya no estaba en el punto designado arremetieron contra la población e hicieron cateos ilegales en varias viviendas, además dispararon contra los vecinos, de acuerdo con videos e imágenes obtenidas por las cámaras de seguridad de Alejandro Martínez Fuentes, edil electo de Quecholac.


Este tercer operativo de la SEMAR contra ‘El Bukanas’ también resultó un fracaso, a pesar de que el “Grupo Élite” de marinos seguía sus pasos hacía varios meses. Según el rotativo nacional, el capo del huachicol “fue detectado en Puebla desde agosto pasado, tras su huida de Veracruz, donde las autoridades federales implementaron al menos dos operativos para capturarlo”.


Asimismo, refiere que los marinos arribaron a Palmarito Tochapan desde las 03:00 horas del martes 2 de octubre para efectuar tareas de apoyo en la aprehensión de "un objetivo generador de violencia", pero cuando llegaron al Barrio La Inmaculada Concepción, ‘El Bukanas’ ya no estaba.


Vicente Guerrero y Esperanza, los otros dos fracasos de la Marina


El primer operativo en donde intervino la Marina fue en el municipio de Vicente Guerrero la madrugada del viernes 21 de julio del año pasado, cuando la Unidad de Inteligencia de la Secretaría de Marina obtuvo la ubicación del líder huachicolero en un domicilio del Barrio de Las Cruces, en la comunidad Telpatlán.


Los marinos asistieron en apoyo de elementos ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE) para dar cumplimiento a la orden de aprehensión contra ‘El Bukanas’, sin embargo, fueron emboscados por un grupo armado, lo que provocó una refriega que tuvo como saldo la muerte de cuatro presuntos huachicoleros y un elemento de la SEMAR, además de otros dos uniformados lesionados.


A pesar de ello, el líder criminal logró escabullirse a través de la serranía del lugar, tras lo cual las autoridades cercaron el sitio e iniciaron un recorrido en el perímetro limítrofe entre Veracruz y Puebla, no obstante, su intervención fracasó.


El segundo operativo se registró cuatro días después y tuvo como saldo cinco supuestos delincuentes muertos en el municipio de Esperanza.


Fuentes extraoficiales informaron a CAMBIO que también dicha intervención, en la que participaron miembros de la Armada de México, tenía como fin atrapar a Roberto de los Santos de Jesús, quien había sido ubicado por “trabajos de inteligencia” en una casa de seguridad en los límites con el estado de Veracruz.


En este municipio poblano también hubo otro enfrentamiento de las Fuerzas Armadas con la banda de ‘El Bukanas’, la cual registró la baja de cinco elementos de la SEMAR.


Aseguran la principal casa de seguridad de El Bukanas


La principal casa de seguridad de este criminal, en donde entrenaba a sus hombres, fue asegurada en Esperanza, donde también le fueron decomisadas armas y lanzagranadas, aunque en el comunicado que envió la Fiscalía General del Estado (FGE) no especificó números.


De acuerdo con los reportes de pobladores de la zona, la refriega inició después de las 02:00 horas en la Colonia Buena Vista, específicamente en las calles 22 Sur y Prolongación de la Avenida Hidalgo.


En esta zona fue ubicada una bodega que era ocupada como casa de seguridad y en donde los guardaespaldas del líder huachicolero fueron sorprendidos y abatidos.


“Al incursionar al lugar y ser agredidos por sujetos fuertemente armados, se repelió el ataque, resultando fallecidos cinco masculinos que aún están como desconocidos, mismos que presuntamente forman parte de la estructura criminal de ‘El Bukanas’, y que se encargaban de su protección y cuidado. En el lugar también fueron aseguradas diversas armas de distintos calibres”.


El Bukanas ya había escapado del operativo policiaco más grande en Puebla


Pero sus escapes espectaculares no sólo han sido de la Marina, pues el 9 de marzo pasado se intentó capturar por primera vez al líder huachicolero en un operativo realizado en La Encrucijada, localidad del municipio de Palmar de Bravo, en respuesta al homicidio de tres elementos de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) a manos de sus secuaces.


 En el macro operativo participaron más de 500 elementos de la Gendarmería, Ejército Mexicano, policías estatales, agentes ministeriales y se logró asegurar a 87 personas y varias armas de fuego, sin embargo, con ayuda de sus escoltas el líder huachicolero logró fugarse de nueva cuenta.


Hay que decir que la mayoría de los detenidos en dicho macro operativo ya fueron liberados ante la falta de pruebas en su contra, como el ex edil de Atzitzintla, José Isaías Velázquez, quien fue acusado de homicidio calificado, pero que obtuvo recientemente su libertad.