Viernes, 07 de Mayo del 2021

Claudia Nolasco, empresaria poblana, muere a manos de cirujanos plásticos patito

Viernes, 12 Octubre 2018 02:50
Claudia Nolasco, empresaria poblana, muere a manos de cirujanos plásticos patito

El Conacem sólo tiene reconocidos a 38 especialistas en cirugía plástica en la entidad. Los pseudomédicos de la Clínica Spa Dorada se hacen pasar por cirujanos plásticos sin las debidas credenciales

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



 


Sin medir las consecuencias, Claudia Verónica Nolasco Villareal se puso en manos de un centro médico ‘patito’, la Clínica Spa ‘Dorada’ o ‘Sarabia Villanueva’, en la que médicos ‘charlatanes’ se hacen pasar por cirujanos plásticos sin contar con la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.


Dicho de otro modo, no tienen las acreditaciones necesarias para realizar estos delicados procedimientos quirúrgicos, como la expedida por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (Amcper), por lo que engañan a los pacientes al decir ser verdaderos cirujanos plásticos cuando no se especializaron en dicha rama de la medicina; tales son los casos de los médicos Omar H M, Benjamín G A y Gerardo S S, que laboran en dicha clínica.


Esta situación se convierte en una estafa al momento en que los ‘esteticistas’ llegan a cobrar hasta un 25 por ciento más que los verdaderos cirujanos plásticos, pues los ‘delincuentes de bata blanca’ de la clínica ‘Sarabia Villanueva’ o ‘Dorada’ llegan a cobrar hasta 40 mil pesos por una liposucción, mientras que los especialistas certificados cobran un promedio de 30 mil pesos.


‘Charlatanes’ operaban en la clínica ‘Dorada’


De acuerdo con testimonios relatados a CAMBIO, la mayoría de los médicos que realizaban intervenciones de cirugía plástica en la Clínica Spa ‘Dorada’ o ‘Sarabia Villanueva’ no tienen la especialización en  Cirugía Plástica y Reconstructiva.


Si bien cuentan con una Licenciatura como Médico Cirujano y Partero, pretenden avalar sus conocimientos en cirugía plástica con una ‘Maestría Estética’, que tiene una duración de seis meses, la cual, aunque tiene validez por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), no les permite realizar ningún tipo de intervención quirúrgica hasta estar acreditados por el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (Conacem).


Esta situación está avalada por la propia Ley General de Salud en su artículo 81, quien describe que el Conacem servirá como organismo auxiliar para supervisar el entrenamiento, habilidades, destrezas y calificación de la pericia que requieren los cirujanos.


El Conacem sólo tiene reconocidos en el estado de Puebla a 38 especialistas en cirugía plástica facultados para realizar liposucciones, blefaroplastias, otoplastia, rinoplastias, reducciones o aumentos de glúteos y senos, y demás intervenciones quirúrgicas de esta especialidad.


Ninguno de los tres médicos identificados que laboran al interior de la clínica spa ubicada en la colonia Huexotitla: Omar H M, Benjamín G A y Gerardo S S; se encuentran dentro del directorio de la Cmpcer, por lo que no están habilitados para realizar cirugías plásticas a pesar de contar con su ‘maestría estética’.


Los cirujanos plásticos han denunciado que esta situación ocasiona un detrimento en la calidad de los servicios ofrecidos por los mismos, pues les da mala reputación a los que sí se encuentran debidamente registrados.


Pseudomédicos cobran hasta 10 mil pesos más que cirujanos certificados


Claudia Verónica Nolasco Villareal, el pasado 10 de octubre, confió en los médicos de esta clínica, por lo que desembolsó 40 mil pesos para someterse a una liposucción, la cual se supondría le reduciría su figura para quedar más ‘bella’ sin saber que perdería la vida después de ser anestesiada.


Nolasco Villareal sufrió de tres infartos mientras se encontraba en la plancha; los médicos no pudieron salvarle la vida; sin embargo, la sospecha se incrementa al momento en que el personal médico no dio parte inmediatamente a las autoridades, por lo que fueron puestos a disposición del Ministerio Público.


Los médicos de esta clínica cobraban en promedio 40 mil pesos por el procedimiento de liposucción, 25 por ciento más que los que integran la Cmpcer, resultando hasta 10 mil pesos más baratos los que sí estudiaron una especialidad.


Esta situación ha causado inconformidad en los integrantes del Colegio de Cirujanos Plásticos Poblanos, quienes solicitaron a quienes decidan realizarse una cirugía plástica lo hagan con un médico certificado para garantizar los mejores materiales y seguridad de los pacientes.