Viernes, 18 de Septiembre del 2020

Compañeros asesinos de José Andrés son vinculados a proceso por homicidio calificado

Lunes, 15 Octubre 2018 02:08
Compañeros asesinos de José Andrés son vinculados a proceso por homicidio calificado

La defensa de Francisco Arturo N alegó que su declaración fue ilegal. Por incongruente, anulan confesión del presunto asesino de Larrañaga

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



 


La ‘supuesta’ confesión de Francisco Arturo N y ‘prueba clave’ de la Fiscalía en el caso del homicidio del joven Larrañaga no fue considerada por la juez de control, pero fueron vinculados a proceso los tres presuntos asesinos de José Andrés de Larrañaga por el delito de homicidio calificado.


Esto a pesar de que en ningún momento los agentes del Ministerio Público pudieron demostrar el momento exacto cuando fue privado de la vida José Andrés de Larrañaga, puesto que ninguna de las cámaras de seguridad que captaron el recorrido de los vehículos por la calles de la capital registraron el hecho.


Luis Pablo, Abraham y Francisco Arturo permanecerán en el penal de San Miguel mientras se realiza el juicio en su contra, donde, según la Fiscalía General del Estado (FGE), buscará que se les imponga la mayor de las penas por el asesinato del joven estudiante de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES), amante de las motos y los videojuegos.


Confesión de presunto homicida, invalidada


Durante la audiencia del pasado sábado en el Centro de Justicia Penal del Estado, luego de que los imputados solicitaran la duplicidad del plazo del término constitucional, los abogados defensores expusieron las incongruencias de la exposición del caso del agente del Ministerio Público, el cual aseguró que fue en las inmediaciones de Plaza Crystal donde Luis Pablo asfixió a José Andrés haciendo uso de su antebrazo, mientras que Abraham lo sujetaba.


Para esto fue llamado el perito en criminalística, José Jesús Benito Ortiz, quien avaló el dictamen de necropsia de ley realizado por el Servicio Médico Forense (Semefo), aunque éste no coincide con lo relatado por el MP, ya que no hay lesiones que evidencien que Abraham N sujetó al universitario de 21 años de edad, además de señalar que hubo intercambio de golpes entre Luis Pablo y José Andrés, por lo que el homicidio pudo suceder tras una riña.


Otra de las manifestaciones de la defensa fue que la confesión de Francisco Arturo N era ilegal, pues atenta contra su derecho a la no incriminación, además se encuentra viciada, ya que existen irregularidades en ella, como el nombre de Dylan Tlapa López, en lugar del sospechoso; además no existe ninguna constancia en la que se le dé a conocer a Arturo de qué delito se le investiga.


La cédula profesional del abogado que asistió a Francisco tampoco daba certeza, puesto que los números de la misma fueron modificados, así como que en un principio se identificó como abogado de oficio y terminó firmando como abogado particular, sin que fuera nombrado por él o la FGE.


“Sería arriesgado por parte de ésta juzgadora tomar a consideración estas manifestaciones”, dijo la juez por lo que desechó este dato de prueba.


Vinculan por homicidio calificado a los compañeros de José Andrés


Aunque la prueba ‘clave’ de la FGE fue desestimada por la juzgadora, ésta decidió vincular a proceso a los tres imputados por el delito de homicidio calificado en agravio de José Andrés de Larrañaga, quien desapareció el pasado 1 de octubre al salir de su universidad, ubicada en la colonia El Cerrito.


Estos sujetos fueron considerados coautores materiales del asesinato del oaxaqueño de origen, luego de que se identificara a Luis Pablo como quien lo asfixió, Abraham al acompañarlo en todo el camino, desde el presunto rapto hasta el día siguiente, cuando fue semienterrado el cuerpo de José Andrés de Larragaña en Santa María Nenetzintla.


No obstante el único dato de prueba que ubica a Francisco Arturo es la declaración de uno de sus compañeros, quienes observan cómo se despide de José Andrés, camina una calle junto a él y ambos suben al vehículo de Abraham, sin que se le pueda vincular nuevamente con el homicidio, pues no se le ve más en compañía de los otros dos sospechosos.


La juez decretó un periodo de cierre de investigación de cinco meses para que la FGE abunde en la ‘incipiente’ investigación que llevó a cabo el hecho, por lo que los tres sujetos permanecerán en el penal de San Miguel por lo que dure el proceso penal.