Domingo, 20 de Septiembre del 2020

Nadie señaló al sargento José y por eso lo liberaron: abogado

Martes, 20 Noviembre 2018 03:48
Nadie señaló al sargento José y por eso lo liberaron: abogado

Militar podría ser llamado de nuevo ante autoridades. El general diplomado de Justicia Militar Miguel Carrasco, defensa del sargento José Isidro Gómez, asegura que ningún testigo identificó al acusado como autor del disparo que privó de la vida a Raúl Jiménez.

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



Al sargento José Isidro Gómez ninguno de los testigos lo identificó como el verdugo de Raúl Jiménez, víctima de una ejecución extrajudicial el pasado 3 de mayo en Palmarito Tochapan, declaró el general diplomado de Justicia Militar Miguel Carrasco.


Así lo dio a conocer el defensor del sargento José durante una entrevista en el programa radiofónico Por la mañana con el periodista Ciro Gómez Leyva, donde estuvo presente el elemento castrense absuelto, tras permanecer año y medio encerrado en la prisión militar del Campo I.


También se reveló que al sargento José le serán reintegrados todos y cada uno de sus salarios devengados, así como su puesto dentro de las fuerzas armadas, donde, aseguró, seguirá trabajando con base en el respeto de los derechos humanos.


‘Nunca hubo señalamiento expreso’, señala defensa


Durante la entrevista, el general diplomado de Justicia Militar Miguel Carrasco, encargado de la defensa de José Isidro Gómez, señaló que las acusaciones por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) por la ejecución extrajudicial del 3 de mayo en la localidad de Palmarito Tochapan, en contra de su defendido, fueron contundentes; sin embargo, tuvieron los elementos y argumentos para lograr la sentencia absolutoria del sargento.


No obstante, dijo que existe la posibilidad de que el sargento sea nuevamente requerido ante las instancias judiciales, ya que la PGR puede impugnar el fallo emitido por la juez del Centro de Justicia Penal Federal.


“En realidad nunca hubo un señalamiento expreso: yo vi al sargento, yo lo vi disparar, yo lo vi que estaba ahí; fue una malinterpretación, estimo, errónea de las constancias que, yo creo, no tuvieron de manera completa; en audiencia fue debatido y se demostró que ninguno de los testigos fueron consistentes en señalar que el sargento Isidro disparó el arma y causó la lesión”, sentenció el abogado, asegurando que uno de los efectos de la sentencia absolutoria es que se reintegra al sargento al servicio y sus salarios desde el momento que fue detenido.


Esto a pesar de que el delito por el que fue detenido en una primera instancia fue el de desertar de las Fuerzas Armadas, por lo que fue sentenciado a un año de prisión, mismo que cumplió en el Campo Militar I y donde permaneció hasta horas antes de ser absuelto.