Jueves, 17 de Octubre del 2019
Martes, 29 Enero 2019 02:34

Los buenos perdimos la batalla frente a los malos

Los buenos perdimos la batalla frente a los malos Escrito Por :   Arturo Rueda

Las madrugadas y las noches se vuelven cacería de incautos para despojarlos de teléfonos, computadoras, mochilas y los pocos pesos que cargan jóvenes que no rebasan los 24 años. Los vecinos de la zona, obligados a colocar cámaras de seguridad, tienen decenas de videos de cómo ocurren esos asaltos violentos


 

Salvo los poblanos que viajan en camionetas blindadas con escoltas, habitan en residenciales de lujo amuralladas, y no tienen necesidad de ir caminando o en transporte público a su escuela, su trabajo o actividades diarias, todos los demás vivimos ahogados por el miedo a ser presas de la delincuencia. Los buenos hemos perdido la batalla frente a los malos que no pueden ser controlados ni reducidos por el Estado.

 

Mi incorporación reciente a las estadísticas de criminalidad tras sufrir un asalto violento la noche del viernes 25 de enero, me ha permitido calibrar mejor cómo la delincuencia nos ganó la batalla a los buenos. Probar el sabor de nuestra derrota.

 

En mi recorrido por la colonia Universidades para ubicar videos que ayuden a la Fiscalía General del Estado y a la SSPTM, he escuchado relatos de las mil y una formas de vivir en el miedo, la zozobra. De cómo cada día los poblanos salen de sus casas y regresan por la noche, pensando que puede ser la última en la que vean a sus familias.

 

Los relatos de violencia e impunidad en esa colonia respectan, en primera instancia, a los estudiantes de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP) que viven, pernoctan, caminan los alrededores para llegar a Ciudad Universitaria.

 

Las madrugadas y las noches se vuelven cacería de incautos para despojarlos de teléfonos, computadoras, mochilas y los pocos pesos que cargan jóvenes que no rebasan los 24 años. Los vecinos de la zona, obligados a colocar cámaras de seguridad, tienen decenas de videos de cómo ocurren esos asaltos violentos.

 

Lo mismo pasa del otro lado de CU en San Manuel, una colonia que en los 80 se consideraba de clase media alta pero que la erosión del tejido social convirtió en otra zona de cacería para la delincuencia. Ahí, además de los asaltos violentos, las golpizas, se dan ‘levantones’ a chicas que son violadas y no denuncian por vergüenza.

 

¿De qué tamaño es nuestro fracaso para que ex colonias de clase media ahora sean nidos de delincuentes?

 

Universidades, San Manuel, son colonias urbanizadas, a 15 minutos del Centro Histórico. Inversión pública no ha faltado, pues la BUAP estrena cada año nuevas obras en CU y el gobierno estatal apenas este año lanzó RUTA 3.

 

Tampoco es por desidia de los vecinos. Me consta que están organizados en grupos de WhatsApp, son solidarios, y han conformado redes de apoyo mutuas para avisarse, protegerse, ayudarse compartiendo videos y alarmas.

 

Mis asaltantes no son extraterrestres, sino mexicanos que han decidido tomar ventaja de otros mexicanos. Todos nacimos en la misma tierra, pero unos han declarado la guerra a los otros, mientras gobiernos y policías son rebasados ante la cantidad de hechos delictivos.

 

Es cierto: no todo es culpa de Claudia Rivera Vivanco, pero a ella se le eligió para arreglar este caos. Ella dijo en campaña que tenía un plan de seguridad, que haría cosas diferentes, aunque todavía no se ve nada después de 100 días.

 

Ahora, alguien con conocimiento e idea como Manuel Alonso ha sido colocado al frente de la SSPTM. Es la última esperanza. Ojalá Lourdes Rosales deje guiarse y pueda trabajar en coordinación.

 

No parece sencillo, también es cierto, porque los agresores de la sociedad surgen de la misma sociedad.

 

¿Cómo defendernos a nosotros mismos de nuestros propios hermanos que han decidido ser asaltantes, homicidas, huachicoleros, violadores?

 

Sin miedo al castigo del Estado, terminó por imponerse el estado de naturaleza, donde el hombre es lobo del hombre.

 

No se ven caminos. Yo no los veo.

 

comments powered by Disqus

archivo historico