Viernes, 27 de Noviembre del 2020
Jueves, 26 Septiembre 2019 03:11

Un rayo de esperanza en la lucha vs la delincuencia

Un rayo de esperanza en la lucha vs la delincuencia Escrito Por :   Arturo Rueda

Es indudable que el primer mes del vicealmirante Amezaga y su equipo en SSP es altamente positivo, pero si la incidencia delictiva bajó casi 14 % en el estado, también es mérito de Lourdes Rosales. La titular de la SSPTM hiló tres meses a la baja en la comisión de delitos en Puebla capital. Quizá fue esa la razón con la que se ganó su permanencia en el puesto.


 

El primer mes de Luis Miguel Barbosa como gobernador, el debut del vicealmirante Amezaga al frente de la secretaría de Seguridad Pública, es un rayo de esperanza para Puebla. En agosto, por primera vez en todo el 2019, la incidencia delictiva bajó de forma significativa en todo el estado. Los delincuentes, por fin, encontraron resistencia en las autoridades que estaban desguarnecidas.

 

Inmersos en el escándalo de la traición del ex director de Puebla Comunicaciones —ya renunciado y fuera del gobierno estatal, más las consecuencias jurídicas que se le avecinan— hubo poco espacio para comentar la mejor noticia del año: del último mes de Pacheco Pulido al primero en la gestión de Barbosa Huerta se logró reducir la incidencia delictiva en un 13.7 por ciento al registrar mil 50 carpetas de investigación menos, pasando de siete mil 670 a seis mil 620.

 

El primer indicador contundente de la mejora tiene que ver con los homicidios dolosos, prácticamente el delito que no tiene que cifra negra junto con el robo de vehículos.

 

A pesar de que por tercer mes consecutivo a nivel nacional se rompió el récord de asesinatos, en Puebla fue a la inversa pues las víctimas se redujeron en un 12.7 al pasar de 118 a 103 víctimas, de las cuales 99 fueron consideradas como homicidios dolosos y cuatro como feminicidios. Estos últimos tuvieron una reducción del 42.8 por ciento, pues durante el último mes del gobierno interino se registraron siete casos por cuatro de agosto.

 

También se registró una disminución en las denuncias por robo; mismas que se bajaron en un 7 % al pasar de tres mil 423 casos a tres mil 182, siendo los de mayor baja los atracos al transporte público y a transeúnte.

 

Prácticamente los únicos delitos que crecieron fueron el secuestro y el robo a transportistas. Aunque el secuestro se fue por las nubes.

 

Es indudable que el primer mes del vicealmirante Amezaga y su equipo en SSP es altamente positivo, pero si la incidencia delictiva bajó casi 14 % en el estado, también es mérito de Lourdes Rosales. La titular de la SSPTM hiló tres meses a la baja en la comisión de delitos en Puebla capital. Quizá fue esa la razón por la que se ganó su permanencia en el puesto.

 

 Su nueva estrategia de sustituir los 4 cuadrantes en los que se dividía la capital por 9 sectores le está dando grandes resultados. No sólo se ven más patrullas en la calles sino que se incrementaron los eventos delictivos con detenciones. Los policías de tropa ya se pusieron las pilas.

 

En el caso de la capital, el descenso en la incidencia delictiva para agosto es más pronunciado: 23 % respecto de julio al pasar de tres mil 230 denuncias integradas por la Fiscalía General del Estado (FGE) a dos mil 550. Una barbaridad. Y no es una reducción estacional, ya que la temporada de regreso a clases es oro molido para los delincuentes.

 

De forma significativa, el delito que más disminuyó fue el robo: la incidencia general de los robos disminuyó en un 13.4 por ciento en la Angelópolis, pues tan sólo en este mes se registraron mil 392 atracos por los mil 609 de julio. Cayeron los robos a casa-habitación, el robo con violencia a transeúnte, en el transporte público y a negocios. Hasta el de vehículos.

 

El plan de Rosales parece estar funcionando, tanto que convenció al gobernador Barbosa y a los mandos navales-militares de la SSP de darle el beneficio de la duda. En este momento, con una tendencia estable a la baja, el peor error sería quitarla.

 

El elemento central del cambio de estrategia en la SSPTM fue dividir la ciudad en 9 sectores cuando históricamente sólo había cuatro, por lo que la proximidad era casi inexistente. Ahora, los tiempos de respuesta han bajado a casi tres minutos, y la prueba fueron los dos raterillos que murieron en su vehículo al volcarse en plena persecución luego de robar un Oxxo.

 

Por supuesto, hablamos del primer mes de Barbosa y falta mucho por restablecer una situación de paz en el estado. Pero el avance es sustancial porque a nivel nacional se sigue sufriendo el año más sangriento de la historia.

 

Es indudable que un poder fuerte, legítimo, y un gobernador dedicado 24 horas a atender los problemas, sin sueños de grandeza de una candidatura presidencial, son un rayo de esperanza. Es el primer mes, por supuesto que queda mucho, pero los primeros datos están de su lado.

 

comments powered by Disqus

archivo historico