Lunes, 09 de Diciembre del 2019
Viernes, 29 Noviembre 2019 03:44

Un reo muy VIP

Un reo muy VIP Escrito Por :   Arturo Rueda

Los alimentos rancios, los desperdicios de los mercados que son servidos al resto de los presos, no llegan a la celda de Patjane, ya que diariamente le llevan comida especial e incluso pizzas desde el corredor gastronómico ‘La Zona’ propiedad de su padre Sergio Patjane Ceja.


 

En la Secretaría de Seguridad Pública a cargo del vicealmirante Amezaga, aprovechando los cambios que se vienen dando tanto en la Dirección General de Ceresos, así como en el penal de San Miguel, deberían ir considerando sacar de la cárcel de Tehuacán al reo VIP que tienen ahí y enviarlo a otro centro carcelario.

 

Un reo VIP que responde al nombre de Felipe Patjane, a quien muchos delincuentes esperan en patio para cobrar agravios de operativos durante su breve y fallido gobierno, pero también a quienes sus privilegios agravian sobremanera.

 

 

Y es que no podía ser de otra manera, Patjane no recibe el trato de reo normal, promedio, pues en última instancia todavía es presidente municipal de Tehuacán… hasta que reciba sentencia o encuentren como defenestrarlo en el Cabildo de esa ciudad.

 

En el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tehuacán corre un tremor de irritación.

 

La población penitenciaria está dando muestras de molestia que pueden derivar en un motín o un zafarrancho. Es válido decir que, en algún momento, la vida o la integridad de Patjane puede correr peligro.

 

Los reos así lo han hecho saber a sus familiares y abogados.

 

En el momento menos esperado puede estallar una protesta al interior del reclusorio.

 

Y es que mientras todos los internos del penal son sometidos a rigurosas condiciones de disciplina y a comidas de ínfimo nivel, el reo VIP parece encontrarse en un hotel y disfrutar su encierro como una temporada vacacional.

 

Para empezar no fue ingresado en las crujías usuales. A él le asignaron un lugar en la zona de hospitalización; tiene una celda para él solo.

 

Además, le permitieron ingresar una televisión y pequeño aparato de sonido.

 

Por si eso fuera poco, también le permiten tener un celular con el que permanentemente se comunica con sus padres, la prometida y abogados. Y es que, por supuesto, Paulina no ha puesto un pie en el penal para visitar a su amado pero nadie sabe si todavía prometido.

 

Los alimentos rancios, los desperdicios de los mercados que son servidos al resto de los presos no llegan a la celda de Patjane ya que diariamente le llevan comida especial e incluso pizzas desde el corredor gastronómico ‘La Zona’ propiedad de su padre Sergio Patjane Ceja.

 

Los prisioneros lo miran con recelo y con enojo, por lo que las 24 horas del día es protegido por dos custodios que evitan un ataque en su contra.

 

Los abogados de otros convictos sostienen reuniones para solicitar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que se le otorguen los mismos privilegios. O de lo contrario están dispuestos a llevar su molestia a una protesta.

 

El grado de complacencia a Patjane llega al punto de que ni siquiera lo han obligado a afeitarse y sigue manteniendo la barba que siempre mostró.

 

Pero en ese penal hay internos que fueron capturados durante el primer año del edil, por ejemplo, la banda de Los Bigotones. Ellos, han comentado, esperan al todavía edil cuando sea trasladado a patio.

 

Para evitar cualquier riesgo, el vicealmirante Amezaga debería trasladar a Patjane a San Miguel, e incluso a Tepexi, donde hay una prisión con mayor seguridad.

 

Están a tiempo de evitar un conflicto mayor.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico