Martes, 15 de Octubre del 2019
Jueves, 14 Febrero 2019 03:16

¿Qué diablos tiene en la cabeza Claudia Rivera Vivanco?

¿Qué diablos tiene en la cabeza Claudia Rivera Vivanco? Escrito Por :   Arturo Rueda

O sea, la va a ‘conectar’, dirían los millennials: primero Viena, luego París, con un par de días de diferencia. ¿De qué sirve gobernar una ciudad tan grande como Puebla, sino para conocer el mundo con gastos pagados?


 

¿A qué fue la presidenta municipal a Viena? Este es el momento en que nadie lo sabe, como nadie sabe qué tiene en la cabeza la mujer que se sacó la lotería cuando Morena la eligió como su candidata a la alcaldía, pero que carece de la mínima preparación y sentido político para gobernar la cuarta ciudad más importante del país.

 

Apenas cumplidos sus primeros 120 días en el poder, Puebla clama por la destitución de la alcaldesa, a quien el manto protector de Morena y López Obrador no la alcanza a cubrir, pues su impopularidad es un hecho notorio.

 

Respecto del viaje a Viena hay pocas cosas que se saben con certeza. Una de ellas es que nunca tuvo la intención de informar a los poblanos de sus planes para dejar el país y esfumarse con algún pretexto. Su equipo de comunicación tenía todo preparado para tender una cortina en su ausencia, lo que incluyó postear actividades en sus redes sociales, incluso dejar grabada una entrevista con el periodista Rodolfo Ruiz.

 

 

Ella se iba a ir y no nos íbamos a enterar.

 

 

Pero se le atravesó un joven reportero de CAMBIO, Ricardo Juárez, quien la mañana del sábado en la rehabilitación del Parque Amalucan la cuestionó por un rumor que circulaba en el Ayuntamiento: que se iba de viaje a Viena y nadie sabía realmente a qué.

 

La alcaldesa quiso escaparse mediante evasivas, pero el experimentado reportero de El Sol de Puebla, Marco Aurelio Mirón, la atajó para que respondiera. Rivera Vivanco no tuvo más remedio que aceptar el viaje, pero al mismo tiempo comenzó su cadena de mentiras de la que hoy es prisionera.

 

Andrés Manuel López Obrador ya debe saber que su alcaldesa poblana violó uno de los principios del Movimiento Regeneración Nacional: no mentir.

 

 

Desde el principio se negó a transparentar costo y duración del viaje. Nunca dijo cuántos días estaría fuera, cuándo regresaría, cuál sería el beneficio para la ciudad.

 

Lo más importante, no dijo a qué tipo de evento iba a Viena, pero afirmó que era un gran honor, porque sólo Puebla y Quito eran los únicos invitados al ‘Coloquio de Ciudades Patrimonio’.

 

Otra mentira: el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se quedó en su municipio, pues esta tarde le entregará las llaves de la ciudad a Frank-Walter Steinmeier, presidente de Alemania quien realiza la primera visita de Estado de un jefe de Estado germano a Ecuador.

 

Sin revelar monto del viaje, duración y motivo, la alcaldesa afirmó que informaría mediante selfies y fotografías en Viena, pues pertenecía a esa generación.

 

La alcaldesa abandonó el país el lunes por la noche, y tomando en cuenta las 12 o 13 horas de viaje a Viena, esperábamos sus primeras selfies para el martes. No llegaron.

 

Pero ayer comenzó una cadena de errores increíble cuando, en la cuenta oficial de la alcaldesa, aparecieron varios tuits alrededor de las 3:00 pm de aquí, 10:00 pm de allá.

 

En los dos primeros, a la alcaldesa se le veía abrazando a la titular de la Gerencia del Centro Histórico, y en otro, con el fondo de la Plaza de los Héroes, otra vez con esa funcionaria municipal y con el coordinador de la Ciudades Patrimonio de México.

 

Sonrisa aquí, sonrisa allá, pero afirmando que se encontraba en el ‘XV Congreso Mundial de las Ciudades del Patrimonio Mundial’.

 

Muy bien, excepto un pequeño detalle: el ‘XV Congreso Mundial de las Ciudades del Patrimonio Mundial’ —organizado por Unesco y la OWHC— se realizará hasta el mes de junio en Cracovia, Polonia.

 

Es decir, la alcaldesa mintió de forma brutal. Eso o viajó en el futuro para ir a ese ‘XV Congreso Mundial’, que además no se realizará en Viena, sino en Cracovia.

 

¿Qué pasó con el taller del ‘Cities facing development and preservation’?

 

Evidenciado por CAMBIO, el equipo de Comunicación Social del Ayuntamiento decidió borrar esos tuits de la cuenta oficial de la alcaldesa. Cataclismo mediático.

 

Luego subió otro tuit en el que saluda a un parlamentario de ese país —aparecen otras tres personas— y otro en el que, mirando con atención una maqueta del centro de Viena, sólo aparecen otras ocho personas en un salón cerrado. Por el lugar y la concurrencia, no se ve un evento relevante de clase mundial.

 

En el mejor de los casos, Claudia Rivera dejó su ciudad por un evento ‘pinchurriento’, en el que no se vio al alcalde de Viena, Michael Ludwing, o a los directivos de Unesco o de OWHC —‘Organización Mundial de las Ciudades Patrimonio’—.

 

Dos datos más.

 

Mientras ocurría la comedia de los tuits, que por la noche le costó el puesto al director de Comunicación Social del Ayuntamiento, Armando Rocha —según versiones filtradas por fuentes del mismo gobierno municipal—, este hombre fue señalado culpable por “equivocarse” de evento.

 

Pero aquí viene lo peor: trascendió que Claudia Rivera Vivanco regresará dos días a Puebla y luego se irá a París a un foro de mujeres por el Cambio Climático organizado por una ONG de tercera categoría.

 

O sea, la va a ‘conectar’, dirían los millennials: primero Viena, luego París, con un par de días de diferencia. ¿De qué sirve gobernar una ciudad tan grande como Puebla, sino para conocer el mundo con gastos pagados?

 

Y mientras Puebla ‘trina’ en su contra, miles de poblanos claman por su destitución y la lapidan en redes sociales, uno se pregunta:

 

¿Qué diablos tiene en la cabeza Claudia Rivera Vivanco?

 

¿Por qué malgastar el premio del billete de lotería que no compró?

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico