Jueves, 17 de Octubre del 2019
Miércoles, 20 Marzo 2019 03:43

Tic-tac, tic-tac: el tiempo se le agotó a Claudia Rivera

Tic-tac, tic-tac: el tiempo se le agotó a Claudia Rivera Escrito Por :   Arturo Rueda

¿Cuántos votos va a perder Morena por la desastrosa gestión de Claudia? Ya se hacen cálculos a partir de los 400 mil votos que la alcaldesa obtuvo en 2018. ¿De esos, cuántos le volverán a dar el respaldo a Barbosa? ¿200 mil, 300 mil? En la primera cifra se pierde el 50 por ciento, en la segunda el 25 por ciento. ¿No es una catástrofe a sólo cinco meses del inicio de gestión?


 

El tiempo para aprender a hacer política se le agotó a Claudia Rivera Vivanco, la gran perdedora de esa aventura llamada Alejandro Armenta. A partir de ayer, la alcaldesa camina sobre hielo muy delgado que en cualquier momento puede venirse abajo: perdió tanto o más que el ex aspirante a la candidatura, pues un senador puede vivir de una u otra forma sin vincularse con el gobernador de su estado, pero un presidente municipal no.

 

Ella, simple y sencillamente, se equivocó de ‘gallo’. Y los errores se pagan, en la vida y en la política.

 

Ese hielo muy delgado se llama ‘cabildazo’, el fantasma de su destitución que desde hace semanas recorre el Palacio Municipal desde que un grupo de regidores identificados con Luis Miguel Barbosa decidieron unirse a la oposición para votar en contra de los intereses de la presidenta municipal.

 

Esos cinco regidores morenistas comandados por Rosa Márquez, que pronto serán seis o siete, estarían dispuestos a votar la salida de Rivera Vivanco de la administración municipal. Sus lealtades no se encuentran con ella, sino con el candidato a gobernador.

 

Un día antes del arranque de la precampaña, Rivera Vivanco tuvo oportunidad de salir del agujero político cuando se entrevistó con Barbosa en sus oficinas privadas. El equipo político de la alcaldesa festejó anticipadamente el fin de las hostilidades, pero se equivocaron. Al otro día, en el arranque de Armenta, aparecieron la mamá de la alcaldesa y uno de sus hermanos que se siente el ‘Che’ Guevara redivivo.

 

Claudia compró el billete equivocado y sus allegados dicen que ni siquiera sabe por qué. La única explicación es su incapacidad política manifiesta. La alianza táctica con Armenta estaba destinada a fracasar porque, además de que el senador nunca tuvo posibilidades de derrotar al ex senador, en realidad provienen de mundos diferentes: él es priista, ella es autodenominada activista. Se unieron en una fobia, no en un acuerdo real.

 

Desde el lado de Barbosa, más que diferencias personales se aprecian dos genuinas preocupaciones. La más evidente es el desastroso y tendencialmente peligroso estado de la seguridad pública, sin rumbo desde que hace cinco meses se le entregó a Lourdes Rosales. La delincuencia tiene bajo sitio a la ciudad y los poblanos somos sus rehenes.

 

La segunda preocupación es el impacto electoral, tanto de la impopularidad de la alcaldesa como del estado de sitio que vivimos los poblanos por culpa de la delincuencia. La impopularidad de Claudia no se discute: en un sondeo tuitero realizado por los periodistas Juan Carlos Valerio y Javier López Díaz, nueve de cada 10 dijeron que no volverían a votar por ella.

 

 

¿Cuántos votos va a perder Morena por la desastrosa gestión de Claudia? Ya se hacen cálculos a partir de los 400 mil votos que la alcaldesa obtuvo en 2018. ¿De esos, cuántos le volverán a dar el respaldo a Barbosa? ¿200 mil, 300 mil? En la primera cifra se pierde el 50 por ciento, en la segunda el 25 por ciento. ¿No es una catástrofe a sólo cinco meses del inicio de gestión?

 

Cada voto que Morena pierda en la capital será culpa de Claudia y dibujará una tendencia hacia la elección intermedia de 2021, cuando ella sueña en reelegirse pese a que Gabriel Biestro anunció que ningún alcalde, diputado local o federal tendrá esa prerrogativa. Lo que hoy luce arrollador, en dos años, puede complicarse. Nada hay definido, pero ella no es activo sino lastre.

 

Tic-tac, el reloj corre para Claudia. Desde hace unos días, un razonamiento jurídico se encuentra sobre el escritorio del gobernador Pacheco Pulido para destituir a Lourdes Rosales y designar un nuevo jefe de la SSPTM, recurriendo a analogías jurídicas de la obligación constitucional del Ejecutivo de un Estado para garantizar la seguridad pública de la capital del estado, única excepción a la autonomía municipal consagrada en el artículo 115.

 

La decisión de remover a Lourdes Rosales de la SSPTM no se ha tomado, pero podría ocurrir en cualquier momento. Por eso, la alcaldesa decidió suspender sus ánimos viajeros de conocer China. Permanecerá en Puebla capital y en su lugar enviará una delegación que la representará ante los osos panda del país asiático.  

 

¿Por qué aborrece Claudia a Barbosa y no llegó a un acuerdo político? Cuestiones subjetivas, allegados a la presidenta dicen que no lo tolera por machista y porque que una y otra vez ha tratado de ejercer violencia política de género sobre ella, según ella.

 

¿Un ‘cabildazo’ puede considerarse violencia política de género, máxime si entroniza a otra mujer que sería la regidora Rosa Márquez?

 

Este mismo año podríamos atestiguar el desenlace de este mercado de lágrimas. En ese sentido, el tiempo se le agotó. Ya veremos si los movimientos realizados en la última semana, de forma principal el despido fulminante de Armando Rocha y la llegada de Rafa Quiroz, es un movimiento adecuado, pero a destiempo.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico