Viernes, 23 de Julio del 2021

Alcaldesa de Cuautlancingo rechaza desfalco y aviadores

Viernes, 22 Marzo 2019 03:25
Alcaldesa de Cuautlancingo rechaza desfalco y aviadores

Ex funcionario denunció irregularidades en Ayuntamiento morenista. La presidenta municipal Guadalupe Daniel Hernández omitió dar explicaciones sobre el motivo por el cual despidió al ex contralor Fernando Romero.

Luisa Tirzo / Cuautlancingo

@Diario_Cambio



La alcaldesa de Cuautlancingo, Guadalupe Daniel Hernández, rechazó que tenga ‘aviadores’ en su nómina municipal y también rechazó que exista un desfalco a las arcas del Ayuntamiento, como lo denunció hace unos días el ex contralor Fernando Romero.


La alcaldesa morenista no explicó el motivo por el cual despidió arbitrariamente a Fernando Romero y sólo se limitó a decir que le perdió la confianza a su antiguo empleado.


Daniel Hernández confirmó que el nuevo contralor es Óscar Ramírez y aprovechó para negar las acusaciones que le hizo el ex contralor, quien fue uno de sus principales operadores en campaña.


El pasado 14 de marzo, Fernando Romero denunció ante los medios de comunicación que fue despedido por haber descubierto desfalcos, nepotismo, abusos de autoridad y opacidad en la licitación de obras; además fue amenazado de muerte vía telefónica en tres ocasiones.


El ex funcionario declaró que la alcaldesa morenista Guadalupe Daniel no lo dejó hacer su trabajo, por el contrario, lo despidieron cuando descubrieron que él iba a solicitar información financiera, debido a que detectó un desfalco importante.


Fernando Romero comentó que sin notificación previa, el pasado 11 de marzo lo despojaron de su oficina y desaparecieron dos carpetas de información importante, incluyendo dos de sus escrituras propias, ya que estaba regularizando sus predios.


Fue hasta el 12 de marzo por la mañana que se enteró que el secretario general, Reyes Cotzomi, y el nuevo contralor, Óscar Ramírez, colocaron sellos a su oficina y le impidieron entrar a pesar de que no había sido notificado de su destitución, además legalmente la oficina seguía a su cargo.


Evidenció que en varias áreas la alcaldesa Guadalupe Daniel Hernández despidió injustificadamente a los empleados para imponer a sus familiares.


Comentó que a cinco meses de administración jamás conoció la nómina municipal, estados financieros, licitaciones, adjudicaciones de obra y a diario recibía un sinnúmero de quejas ciudadanas en contra de los funcionarios por atropellos y abusos de autoridad.

archivo historico