Miercoles, 06 de Julio del 2022
Indicador Político
Lunes, 29 Marzo 2021 01:35

El racismo en el alma estadounidense

HOUSTON, Texas.- Con ecos lejanos de las protestas violentas del Black Live Matter (las vidas negras importan) y recordadas apenas hacia el final de semana por los chinos a la delegación del gobierno de Biden y a treinta años de distancia de los disturbios durante seis días de 1992 en Los Angeles por el juicio exculpatorio de los policías que golpearon con salvajismo al taxista afroamericano Rodney King, de pronto apareció –aunque siempre ha estado visible– el expediente del racismo hacia la comunidad asiática.

Aunque dieron la impresión de haber aterrizado en México a bordo de una nave extraterrestre, las élites económicas, políticas y burocráticas del neoliberalismo estuvieron dentro del aparato público y de sus formaciones sociales y políticas, y sólo dieron el salto final en el momento adecuado.

La historia posrevolucionaria de México ha sido la lucha entre el populismo y el neoliberalismo. La fase de la 4ª-T entre el proyecto posneoliberal del presidente López Obrador contra el proyecto neoliberal de Carlos Salinas de Gortari cumple la oscilación pendular que comenzó en 1940, luego del fracaso populista del presidente Cárdenas y su capitalismo monopolista de Estado.

La amenaza de cambiar la Constitución que lanzó el presidente López Obrador ante el bloqueo judicial a la ley de la industria eléctrica debiera ser el paso natural para consolidar sus reformas enfocadas hacia el objetivo de un proyecto posneoliberal.

A la memoria de Luis Martínez Fernández del Campo, en cuya casa se tejió el primer acuerdo Colosio-Camacho

Los partidos políticos en México nunca han sido canales de movilización o de concientización de la sociedad. Los diferentes modelos de sistemas de partidos obedecieron al funcionamiento de un presidencialismo predominante. Y la sociedad ha encontrado en el partido del presidente de la república en turno sólo un camino para la toma de decisiones legislativas.

A pesar de las tensiones, desencuentros y estridencias, lo que ocurre en el caso concreto de la actual reforma eléctrica responde a un proceso natural de cambio de élite gobernante y de nuevo modelo de Estado. Para consolidar el neoliberalismo como reconstrucción del proyecto nacional, los presidentes Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto reformaron la Constitución con la mayoría del PRI y la alianza con el PAN.

En 1995 y referido a la sociedad del siglo XIX, el politólogo Fernando Escalante Gonzalbo acuñó la categoría politológica de “ciudadanos imaginarios” que exhibía cuando menos tres defectos de las sociedades en proceso de cambio y en particular la de México en el largo periodo de transformaciones: ausencia de ciudadanía, escasa cultura cívica y subordinación a la ideología oficial en turno.

Los candidatos de Morena a las 15 gubernaturas, 500 diputaciones y las principales alcaldías no revelan una reorganización de las formaciones sociales, sino reacomodos en el viejo bloque de poder. La clave de toda reorganización sistémica y de régimen se localiza en el partido en el poder y Morena ha quedado en una extensión de las formas políticas del viejo PRI.

Desde el colapso simbólico del 68, el país ha atravesado por nueve crisis y ninguna ha servido para reconstruir un nuevo consenso pos-posrevolucionario. Hoy tenemos más democracia, pero menos sociedad democrática. Las elecciones de este año van a afectar al 93.7 % de la república, pero para seguir resanando al viejo aparato priista de poder: sistema/régimen/Estado/Constitución.

Frente al contenido de género de las protestas de mujeres en los últimos años y sobre todo en marchas violentas, el régimen en perspectiva de género… masculino está respondiendo con definiciones estratégicas:

Cada año se olvida que la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer fue una iniciativa y conquista de la izquierda socialista femenina europea y estadunidense. Y si bien nació bajo la bandera del sufragio femenino, el fondo fue asumir a la mujer en su condición de clase explotada.

El expediente de las acusaciones sexuales contra el candidato/no-candidato/sí-candidato Félix Salgado Macedonio es apenas una pequeña parte del problema que ofrece Guerrero como desafío de Estado. Atrapado entre grupos de poder del PRI, del PRD y PRD-Morena, la entidad enlista una serie de problemas acumulables e interrelacionados: pobreza, represiones, saqueo, apropiación turística, guerrillas, cacicazgos criminales, explotación y narcotráfico estarían exigiendo un gobernador con una propuesta transformadora.

En su poema “Memorial de Tlatelolco”, escrito con la frustración social ante la represión, Rosario Castellanos dijo: ¿Quién? ¿Quiénes? Nadie. Al día siguiente, nadie.

La celebración del Día Internacional de la Mujer hoy lunes 8 de marzo de 2021 se dará en el escenario de la peor ola de agresiones contra las mujeres por circunstancias de género. Pero lo más grave está en el hecho de que en México existe una ley obligatoria para garantizar el acceso de la mujer a una vida sin violencia y la responsable es una mujer, la ministra jubilada Olga Sánchez Cordero.

Si el gobierno de EEUU tiene muy claro desde 1969 que la relación con México es de seguridad nacional en su máxima expresión y ha creado instancias, doctrinas y oficinas especializadas, en México sigue operando el viejo modelo de cerrar los ojos como una forma de suponer que el problema de la vecindad estratégica no existe.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto