Martes, 19 de Noviembre del 2019

En 2018 conmocionó la ola de asesinatos de mirreyes, jóvenes y niños

Domingo, 23 Diciembre 2018 19:32
En 2018 conmocionó la ola de asesinatos de mirreyes, jóvenes y niños

Sus vidas les fueron arrebatadas antes de tiempo, lo que ocasionó un malestar en la sociedad poblana debido a la crueldad y saña con los que fueron asesinados, en ocasiones por conocidos

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



 


Niños, adolescentes y jóvenes universitarios fueron víctimas de la ola de violencia que se generalizó en Puebla durante este 2018. Sus vidas les fueron arrebatadas antes de tiempo, lo que ocasionó un malestar en la sociedad poblana debido a la crueldad y saña con los que fueron asesinados.


Desde un menor de 12 años que servía como ‘halconcito’, una banda delictiva al sur de la ciudad capital, universitarios asesinados tras ser secuestrados o estudiantes que perdieron la vida al resistirse a ser asaltadas fueron parte de los casos que dejó este 2018, el cual rompió el récord de homicidios dolosos por segundo año consecutivo, pues tan sólo en 10 meses superó la cifra del año pasado al pasar de mil 54 a mil 86 víctimas.


La violencia en territorio poblano no sólo fue originada por la guerra entre cárteles y bandas delictivas que se disputan la plaza por el control de robo de hidrocarburos y narcomenudeo, ya que también hubo asesinatos en robos a transeúntes y en ataques directos.


La mayor parte de estos atroces hechos se registraron en la capital poblana, aunque también ha habido casos en San Andrés Cholula, Texmelucan y Tehuacán.


A continuación, CAMBIO te presenta los casos que paralizaron Puebla y que dejaron de manifiesto el grave problema de inseguridad que se vivió día a día durante este 2018.



Pasadas las 5:00 horas del pasado 11 de julio, Zendy Guadalupe Rodríguez Flores se dirigía al hospital Universitario de la BUAP, donde realizaba sus prácticas profesionales, pues la joven de 17 años de edad estudiaba en la escuela de Enfermería Angelópolis; sin embargo nunca llegó, pues a la altura de la calle Morelos y Ayuntamiento de la junta auxiliar San Sebastián de Aparicio, Francisco Javier N la interceptó, violó y degolló.



El 5 de agosto, Arturo Castagné Couturier, hijo del empresario citrícola y ex director de Promoción y Desarrollo Económico de la Sedecop de Veracruz, Arturo Castagné Couturier, llegó a Puebla a hospedarse en el hotel Camino Real ubicado en la Vía Atlixcáyotl junto con su hermano y su novia. Y fue aquí que encontró la muerte. Tras pasar el día con su pareja en el centro comercial Angelópolis, fue asesinado en las escaleras del hotel donde se hospedaría por un reloj valuado en 200 mil pesos que le regalo su padre.



Aldo Islas Todd, de 19 años de edad, estudiante de la Facultad de Contaduría de la BUAP, fue asesinado por un compañero de clase, Uriel N, quien citó a la víctima el 17 de mayo en Plaza Dorada para después dirigirse al Motel Miño, donde fue asfixiado en la habitación 112. Junto con otros cuatro sujetos, entre ellos una menor de edad, Uriel planeó el secuestro exigiendo a la familia el pago de 750 mil pesos para dejarlo en libertad, sin embargo, ‘se les paso la mano’ al intentar someterlo.



Al igual que en el caso anterior, Luis Pablo N, Francisco Arturo N y Abraham N, presuntos homicidas del joven José Andrés de Larrañaga, eran sus amigos de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES). Fue asesinado al interior del vehículo al momento en que Luis Pablo, hijo de un huachicolero, intentaba someterlo para secuestrarlo la tarde noche del 4 de octubre; no obstante, al notar que ya no contaba con signos vitales, lo anduvieron paseando en la cajuela del vehículo.



A dos días de que se cumpliera un mes de la inauguración de su food truck Chick n’ Waffles, ubicado atrás de la Universidad Iberoamericana, Armando Estéfano Alvarado Granados fue ejecutado a las afueras de su negocio por un sujeto armado que descendió de un vehículo, en lo que se presume un ajuste de cuentas. El hecho ocurrió el pasado 8 de octubre, mientras el joven de 23 años de edad comía frente a su establecimiento, cuando un sujeto disparó en al menos seis ocasiones para después darse a la fuga.



Karla Fernanda Gonzales, estudiante de Derecho en el universitario Cristóbal Colón, fue asesinada de un tiro al corazón al momento de resistirse a ser despojada de su mochila el 26 de noviembre pasadas las 6:00 horas en la colonia Tecnológico. La joven de 20 años de edad, fue privada de la vida a escasos cuarenta metros de su domicilio cuando esperaba la ruta que la llevaría a su escuela a manos de un menor de edad, GBM, alias ‘El Pajarito’ y Brayan N de 22 años.



Marco Antonio, de 12 años de edad, fue localizado encobijado, con golpes y un tiro en la cabeza el pasado 27 de mayo en un terreno baldío ubicado en la Prolongación 14 Sur y el Periférico Ecológico de San José Chapulco. De acuerdo con la versión de algunos vecinos, el menor de edad era espía para una banda de narcomenudistas, presuntamente contraria a la banda de la ‘Reina del Sur’, lo que habría ocasionado su ejecución.



La noche del pasado 24 de mayo, vecinos de Plaza de la Higuera, en la unidad habitacional de San Bartolo, hallaron una bolsa abandonada en una jardinera, dentro de ella se encontraba una cabeza humana. Dicha cabeza pertenecía a Alan Josué Bedolla, quien un día antes había salido de su domicilio a bordo de su motocicleta en compañía de su pareja sentimental. Liliana N, alias ‘La Reina del Sur', presuntamente ordenó la ejecución del joven de 22 años de edad, presunto dealer que operaba en la zona sur de la capital.



Saúl e Ivonne Flores Rey, de 21 y 19 años, fueron asesinados mientras trabajaban en el ‘minisúper’ Santa Rosa, suceso que fue viralizado debido a que se grabó el hecho que sucedió durante la primera semana que coincidían en el mismo horario y sucursal, el pasado mes de noviembre. El hecho ocurrió en la colonia antorchista Aquiles Serdán, cuando al comercio ingresaron tres tipos para atracar el lugar, sin embargo, el mayor de los hermanos defendió con la vida su trabajo, razón por la que le dispararon por la espalda en al menos tres ocasiones; mientras que su hermana, al verlo tendido en el suelo, atacó al verdugo, recibiendo un tiro en el pecho.



El 4 de octubre, Aldo Jiménez y su compañero Enrique fueron atracados en calles de la colonia Santo Domingo en Tehuacán, por ‘El Pulques’, sin embargo, Aldo, al intentar darse a la fuga, fue alcanzado por su homicida, quien le provocó lesiones con un arma punzocortante, perdiendo la vida minutos después en un nosocomio.