Lunes, 21 de Septiembre del 2020

Ejidatarios embisten a Inés: lo acusan de robar el agua potable de sus campos

Lunes, 04 Junio 2018 03:45
Ejidatarios embisten a Inés: lo acusan de robar el agua potable de sus campos

El alcalde de Tecamachalco no pidió permiso a los comisarios de El Cuije, alegan. Se informó que abastecería a los barrios de la cabecera municipal con agua potable de un pozo que se encuentra a seis kilómetros de distancia de la ciudad.

Staff CAMBIO / Tecamachalco



Este viernes se registró un grave conflicto entre los ejidatarios de El Cuije y el alcalde de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce. Aseguran que el edil anunció que trasladaría agua potable a la cabecera municipal, lo cual desencadenó el descontento de los campesinos, quienes se enfrentaron a elementos de la policía municipal.


Inés Saturnino informó que abastecería a los barrios de la cabecera municipal con agua potable de un pozo que se encuentra a seis kilómetros de distancia de la ciudad, anunciando que el viernes se llevaría a cabo un evento simbólico.


La cita era a las 13:00 horas, sin embargo, llegaron ejidatarios de Tecamachalco y mediante un altavoz informaron que el pozo estaba irregular, pues Inés Saturnino no contaba con el permiso de la Conagua y mucho menos de los ejidatarios.


Zenón Díaz, Comisario Ejidal de Tecamachalco, explicó que están de acuerdo en que se  lleve agua a la ciudad, pero mencionó que el pozo está dentro de sus ejidos y el alcalde no cuenta con los permisos necesarios porque no se ha acercado con ellos.


Varios grupos de personas llegaron, entre ellos el de choque de López Ponce conformado por empleados del Ayuntamiento, al igual que decenas de elementos de la policía municipal que resguardaron el pozo. Más tarde arribó Saturnino, quien se justificó ante los campesinos inconformes.    


Al dar su mensaje, Inés dijo que era el cumplimiento de su promesa de campaña de llevar agua a la ciudad, pero el descontento se hizo presente y los campesinos se lanzaron a empujones y golpes contra el edil y elementos de la policía municipal. 


Entre gritos y consignas los elementos policíacos dieron protección al alcalde. En la riña no se registraron personas lesionadas o detenidas, sin embargo, se espera un diálogo en los próximos días entre Saturnino y ejidatarios.