Domingo, 18 de Abril del 2021

Alcalde Arriaga pelea control de agua potable a Momoxpan

Martes, 04 Diciembre 2018 02:49
Alcalde Arriaga pelea control de agua potable a Momoxpan

Ayuntamiento de San Pedro Cholula busca monopolizar el servicio. La tarde del lunes, pobladores de la junta auxiliar más grande el municipio de San Pedro Cholula enardecieron luego que municipales les arrebataran una pipa de agua y retuvieran al chofer.

Luisa Tirzo / San Pedro Cholula

@Diario_Cambio



Este lunes arreció la pugna entre el Comité del Agua Potable de Momoxpan y el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Cholula (Sosapach), depeniente de la administración del alcalde de Luis Alberto Arriaga Lila, a través de la Unidad Administrativa del Agua Potable instalada en Momoxpan por el control de más de 5000 cuentas.


Minutos después del mediodía, los pobladores protestaron frente al número 06 de la calle Francisco I. Madero en la junta auxiliar Santiago Momoxpan, donde se ubican las oficinas de la unidad operada por el Sosapach, para exigir la devolución de una pipa de agua, la cual presuntamente fue robada, y la liberación del chofer Cruz Sánchez.


Al respecto, la presidenta del Comité del Agua Potable de Momoxpan, Elodia Guevara, señaló directamente al expresidente auxiliar y actual titular de la unidad administrativa, Damián Momox, de intentar arrebatarles el control del agua potable y provocar desmanes dentro de la comunidad.


Comentó que la pipa y el chofer fueron secuestrados por la Policía Municipal bajo las órdenes de Damián Momox.


Los quejosos acusaron que, desde la administración pasada, el ex alcalde José Juan Espinosa Torres intentó arrebatarle el control del agua al Comité del Agua Potable de Santiago Momoxpan, el cual ha venido operando desde hace más de 27 años.


Comentaron que el gobierno municipal de Luis Alberto Arriaga busca beneficio personal, pues utilizan el agua potable para hacer negocio con algunos fraccionamientos, de ahí su interés por controlar el suministro.


Finalmente, el chofer de la pipa, que es propiedad del comité, fue liberado por la Policía Municipal después de ser retenido contra su voluntad y sin ninguna orden de aprehensión, bajo los supuestos cargos de no contar con licencia de conducir.


Sin embargo, la pipa quedó a disposición de las autoridades municipales sin ninguna justificación, por lo que los pobladores advierten movilizaciones.