Miercoles, 19 de Febrero del 2020
Martes, 19 Noviembre 2019 01:54

Todos somos iguales

Todos somos iguales Escrito Por :   Irma Sánchez

Sí en México, desgraciadamente, políticos, empresarios, comerciantes y hasta ministros de las iglesias abusan de nosotros los mexicanos.


 

Podríamos afirmar que somos de los países y pueblos más aguantadores. Todo mundo abusa de la credibilidad y buena fe  del mexicano, y eso no se vale.

 

Ayer en plena euforia de la promoción del Buen Fin cabe una pregunta: ¿en qué se parecen nuestros políticos de todos los partidos, a la promoción del Buen Fin?

 

Sencillamente en que nos dan gato por liebre.

 

Nos dicen que “estamos rete que bien" y los comerciantes dicen que nos hacen descuentos del 20, 30 y 40 por ciento, y desgraciadamente todo son promociones falsas que muchos ilusos se la creen, compran, se endeudan y luego se enredan en innumerables problemas financieros.

 

Por pura curiosidad y atraídos por tantas promociones, durante el fin de semana los compradores, muchos ilusos, recorrieron tiendas en las que se juraba que eran efectivos los descuentos, y oh decepción. En muchos lugares se recurrió a inflar los precios para después aplicarles atractivos descuentos.

 

Lamentablemente sobre la marcha de las operaciones la banca lució su realidad, que no está preparada para un cambio radical que se pretende para desplazar el dinero en efectivo por el de plástico con tarjetas de débito y crédito. En esta jornada, la totalidad de los entusiastas compradores sacaron sus tarjetas y tuvieron que abandonar sus carritos repletos de mercancías porque el sistema colapsaba a cada rato y en el sonido local de las grandes tiendas se notificaba que sólo se recibían pagos en efectivo.

 

El fenómeno disparaba a los compradores a los cajeros automáticos de los bancos, en los que se registraron filas interminables que de pronto enfrentaron el plantón de los cuentahabientes, porque ante la sobredemanda también se llegó  agotar el dinero. 

 

Esto quiere decir que el mexicano gastó con alegría, sobre todo en la rama de electrónicos. Se observaba que salía con computadoras y hasta dos y tres pantallas planas.

 

Lo urgente era “comprar barato” aunque no resultó tan efectivo. Ya sabe usted, “ya después Dios dirá”

 

Y después de esta experiencia, queda asumir retos comenzando por la banca, que mostró que su infraestructura operativa todavía no está a la altura de la pretensión, su nivel es de cuarta y no precisamente de la Cuarta Transformación.

 

Y por otra parte, las autoridades de la materia deben revisar leyes y reglamentos comerciales junto con nuestros ilustres padres de la patria diputados, y senadores para legislar sobre las leyes comerciales para establecer ofertas y promociones,  como sucede en los países de Europa y Estados Unidos que efectivamente respetan sus campañas publicitarias y que los descuentos y las promociones son efectivas y se respetan.

 

Así, el Buen Fin promovido en el gobierno de los neoliberales, reaccionarios y de su capitán Borolas, podrá seguir vigente para tener contentos a quienes comercializan y quienes producen.

 

 Pan y circo decían los antiguos romanos y desgraciadamente para nosotros los mexicanos sigue vigente.

 

comments powered by Disqus

archivo historico