Jueves, 17 de Octubre del 2019

Estallido de batería encabeza hipótesis sobre helicopterazo de MEA y RMV

Martes, 24 Septiembre 2019 00:38
Estallido de batería encabeza hipótesis sobre helicopterazo de MEA y RMV

La dependencia sujeta a la SCT emitió un informe, en poder de CAMBIO, luego de que la legisladora Verónica Sobrado presentara un punto de acuerdo para conocer los pormenores del informe final.

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



A nueve meses del ‘accidente’ aéreo que provocó la muerte de la ex gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, la Dirección General de Aeronáutica (DGA) cuenta con tres hipótesis para develar el misterio que envuelve la muerte de los dos políticos poblanos, una de ellas consiste en el estallido de la batería principal del helicóptero Agusta Westland 109S, misma que pudo haber ocasionado el desplome de la aeronave al dejarla sin control eléctrico e hidráulico, echando por la ‘borda’ la teoría sobre la falla en la tijera del rotor principal.


Esto según el informe en poder de CAMBIO que proporcionó la dependencia sujeta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), luego de que la legisladora panista Verónica Sobrado presentara un punto de acuerdo el pasado 29 de mayo para conocer los pormenores del informe final, tras reiterar que el Gobierno federal ha sido omiso en entregar una hipótesis real sobre las ‘inusuales’ condiciones en que se desplomó la aeronave.


“La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta al Titular del Ejecutivo Federal, para que a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la mayor brevedad, dé a conocer a la opinión pública los avances y/o en su caso los resultados de la investigación del accidente aéreo en el que perdieron la vida la Gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, el Senador y Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Rafael Moreno Valle, luego del desplome del helicóptero en el que viajaban en Santa María Coronango, Puebla, el pasado 24 de diciembre de 2018”, cita el exhorto.


Tres meses después, el 13 de agosto de este año, Rodrigo Vásquez Colmenares, dio respuesta al punto de acuerdo presentado en la Comisión Permanente en el que destacó que los motores se encontraban en funcionamiento hasta el momento del impacto; sin embargo, los componentes de la memoria interna que podrían confirmar esto se destruyeron durante el impacto.


Asimismo, señaló que actualmente la DGA tiene en sus manos tres hipótesis sobre los factores que pudieron ocasionar el desplome del helicóptero el pasado 24 de diciembre del año pasado, que cobró la vida de cinco personas, una falla de los actuadores lineales: la pérdida de potencia hidráulica en los circuitos de vuelo y la explosión de la batería principal, misma que se suman a la falla de la ‘tijera del rotor’ y la pieza pirata que fue colocada por Rotor Flight Services, días antes del vuelo que se dirigía de Puebla a la Ciudad de México.


Nace nueva hipótesis: estalló la batería principal


Esta tercera hipótesis no había sido contemplada por las autoridades; sin embargo la Comisión de especialistas que investiga el caso determinó que debe ser analizada para descartar o confirmar si fue la causa principal del siniestro que este día cumple nueve meses.


“Además, es necesario incluir otra posible falla que la Comisión determinó que debe ser analizada, que se basa considerando que las comunicaciones de la tripulación se vieron afectadas (cuando el copiloto reporta ‘… reencendimos el audio’) y posteriormente dos ruidos previos al impacto, por lo que obliga a verificar el sistema eléctrico, esto es, se deberá inspeccionar la batería principal, que si hubiera estallado en vuelo deja a la aeronave sin control eléctrico e hidráulico”, cita el documento oficial titulado “Avance de la investigación del percance ocurrido al helicóptero marca Agusta A109 matrícula XA-BON el 24 de diciembre de 2018”, al que tuvo acceso CAMBIO.


De acuerdo con el documento, estas tres hipótesis están sustentadas a partir de los datos que se han obtenido de las investigaciones realizadas por los laboratorios internacionales, mismas que se han visto afectadas por el ‘grado de destrucción de las piezas’ tras resultar dañadas por el fuego.


Por tanto, aseguró que el informe final del siniestro aún se está redactando, sin embargo, hace falta incluir otros peritajes, incluido el de los actuadores lineales y la batería principal. Mientras tanto, algunas piezas, como los motores Pratt & Whitney ya se encuentran bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado (FGE) al interior del hangar del aeropuerto Internacional de Puebla y otras piezas están a la espera de su envío.


 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico