Lunes, 23 de Septiembre del 2019

Nueve preguntas sin responder del helicopterazo a dos meses del accidente

Lunes, 25 Febrero 2019 02:47
Nueve preguntas sin responder del helicopterazo a dos meses del accidente

Podrán pasar meses antes de tener una ‘verdad histórica’ de lo ocurrido. Hace un mes el gobierno federal ofreció su última rueda de prensa para dar detalles de la investigación, informó que las piezas se enviaron a laboratorios especializados

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



 


Literalmente, a dos meses del ‘helicopterazo’, el misterio sigue en el aire: ¿Qué ocurrió a 10 mil pies de altura para que la aeronave AgustaWestland 109S se desplomara de una forma tan inusual? Es la pregunta que nadie, ni el gobierno federal, ni la Fiscalía General del Estado pueden responder para explicar la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso, el senador Rafael Moreno Valle y otras tres personas.


Hace un mes que el gobierno federal ofreció su última rueda de prensa para dar detalles de la investigación, cuando informó que las distintas piezas habían sido enviadas a laboratorios especializados.


Sin embargo, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, ha declarado que no se tiene una fecha exacta para dar a conocer las causas del ‘accidente’, por lo que podrán pasar semanas e incluso meses antes de que se tenga una ‘verdad histórica’ de lo ocurrido; la única certeza que se tiene es que fue un hecho ‘inusual’.


A continuación, CAMBIO te presenta una serie de preguntas sobre lo ocurrido el pasado 24 de diciembre y lo que se espera dentro del futuro inmediato.


¿Qué pasó en el aire?


De acuerdo con la versión oficial y la bitácora del viaje, el 24 de diciembre del 2018 una aeronave partió del helipuerto de la Torre Ejecutiva de Las Ánimas, rumbo a la Ciudad de México. En la misma viajaban la entonces gobernadora del estado, Martha Erika Alonso, el senador Rafael Moreno Valle, el asistente personal de éste, Héctor Baltazar, y los pilotos Roberto Coppe y Marco Tavera, como parte de la tripulación.


Con un clima ideal para la aeronavegación, el helicóptero AgustaWestland 109S, con matrícula XA-BON, despegó alrededor de las 14:30 horas; sin embargo, apenas 10 minutos después se perdió toda comunicación con el vehículo, luego se supo que se precipitó a una altura de más de 10 mil pies, su caída duró aproximadamente 15 segundos, hasta impactarse con un ángulo de 60 grados, sobre las hélices.


¿De donde partió?


Una de las cuestiones que ha sido puesta en tela de juicio es sobre el origen de partida de la aeronave, luego de que trascendiera que el verdadero origen de su salida fue el domicilio de la casa del empresario y ex diputado local Pepe Chedraui Budib, en la avenida Hermanos Serdán, de acuerdo con el periodista Enrique Núñez.


¿Falla mecánica o humana?


Hasta este momento las autoridades federales no han descartado ninguna hipótesis; sin embargo, en varias ocasiones se han referido al siniestro como un ‘accidente’, siendo la principal teoría una ‘falla inusual’ en la aeronave de estilo militar, que ocasionó su desplome y la muerte de cinco personas en su interior.


Sin embargo, los especialistas canadienses, italianos y estadounidenses, tendrán la responsabilidad de develar el origen de dicha falla. No obstante, hasta el primer mes del caso, los peritos declaraban que no tenían idea de lo ocurrido, según las palabras del subsecretario de Transportes, Carlos Morán Moguel.


¿Atentado o ‘magnicidio’?


De acuerdo con la versión de algunos pobladores de la zona aledaña donde cayó el helicóptero Agusta, la aeronave se estaba incendiando antes de caer en los terrenos de cultivo de Santa María Coronango, lo que llevó a pensar que se había tratado de un atentado en contra de los políticos poblanos.


Esta versión fue descartada por la Marina y Aeronáutica Civil, que revelaron la nula presencia de material explosivo entre los restos de la unidad aérea. Sin embargo, también es una teoría latente que alguna persona haya ‘saboteado’ alguno de los mecanismos de la nave, ya que ésta se encontraba en orden con sus mantenimientos, así como con toda su documentación en regla.


¿Error humano?


La menos probable de las teorías es que la caída se debió al cansancio acumulado de alguno de los pilotos o por un error humano, pues era una ruta conocida a la perfección por ambos, Roberto Coppe y Marco Tavera, quienes contaban con certificaciones de vuelo.


Además, de acuerdo con los registros del Aeropuerto Internacional de Puebla, el clima era perfecto para la navegación, por ello se descarta que el problema lo originara alguna condición climatológica.


¿Por qué viajaban con las comunicaciones apagadas?


El Aeropuerto Internacional de Puebla comunicó a las autoridades que, momentos antes del despegue de la aeronave, la torre de control tuvo conocimiento de que la aeronave con la matrícula XA-BON partiría del helipuerto de Las Animas; no obstante, 10 minutos después de esto, intentaron comunicarse hasta en nueve ocasiones con la misma sin recibir ningún tipo de respuesta o solicitud de auxilio, por lo que iniciaron su búsqueda a través de los radares, sin poder localizarla.


¿Dónde se encuentra la empresa SASSA, propietaria del helicóptero?


Al igual que las causas del desplome del helicóptero, también el misterio de dónde se encuentra la empresa Servicios Aéreos del Altiplano S.A. de C.V. (Saasa) continúa, dueña del Agusta siniestrado y cuyo domicilio fiscal corresponde al de la empresa de San Rafael eco industrias, la cual era usada de fachada por los hermanos Torre Mendoza, para mantener sus taxis aéreos.


Al día siguiente de dar a conocer el accidente, SASSA eliminó cualquier evidencia de su existencia, dando de baja su portal web, sin contar con que la Secretaría de Economía tenía resguardo de su documentación que asociaba a los hermanos Torre Mendoza con dicha empresa, la cual operaba desde el hangar cinco del aeropuerto.


Hasta esta fecha ninguno de los empresarios tlaxcaltecas ha dado la cara para dar a conocer los motivos de su ‘exilio’ tras el accidente, aunque las autoridades federales han señalado que no siguen ninguna investigación en contra de los textileros.


¿Por qué pilotaban dos empleados del gobierno y no de la empresa?


Los pilotos Roberto Coppe y Marco Tavera estaban adscritos al Gobierno del Estado de Puebla, pero pilotaban una aeronave privada de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano SA de CV (SAASA) que la arrendó sin enviar a sus propios pilotos.


¿Están vivos y se fueron prófugos?


En redes sociales y en el sentir de muchos de los poblanos, la ex gobernadora Martha Erika Alonso y el ex senador Rafael Moreno Valle se encuentran “vivos, disfrutando de sus millones en alguna isla privada”, por lo que se niegan a creer que se encontraban a bordo de la aeronave cuando esta se impactó.


No obstante, cualquier sospecha partiría de la versión oficial realizada por el presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, quien dio a conocer la noticia del fallecimiento de ambos políticos e incluso señaló se llevarían a cabo las investigaciones correspondientes con apoyo internacional, para que no quedara duda de lo ocurrido.


En cuanto a las necropsias de rigor, éstas ya se encuentran integradas dentro de la carpeta de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), después de que fueran puestas bajo reserva por parte del Tribunal Superior de Justicia.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico