Monday, 09 de December de 2019

Tiempos de Nigromante

Tiempos de Nigromante

Para recompensar los invaluables servicios del partido Verde, el presidente Peña Nieto decidió pagar ante la opinión pública el costo de la designación de Escobar como subsecretario de Prevención del Delito. Más de tres meses duró el golpeteo contra el personaje de mala fama, sin que nadie se planteara su remoción. Pero ahora, el gobierno federal paga el doble peaje de su renuncia, motivada por una investigación penal de la PGR por… ¡delitos electorales cometidos en la campaña que el PRI ganó de la mano del Verde!

En ese enfrentamiento entre Peña Nieto y la nomenklatura se juega la candidatura del PRI a minigobernador en Puebla. Los Nuño, Videgaray, Meade y compañía se sienten a gusto con Moreno Valle como aliado: lo apapachan y lo vislumbran como un aliado posible frente a los duros del PRI, pero también frente a López Obrador. ¿Para qué aniquilarlo ganándole Casa Puebla? ¿Para qué desmadejar a un aliado valioso?

El régimen pagó el costo político y mediático de cerrarle el paso a los candidatos independientes que tengan la capacidad de fracturar el voto morenovallista. Sus tres principales preocupaciones son Ana Teresa Aranda, Eduardo Rivera Pérez y Fernando Manzanilla Prieto. Son los que tienen capacidad financiera, operativa y mediática para conformar un frente que le robe votos suficientes a Antonio Gali. Ninguno de los tres Broncos podría ganar, pero con toda seguridad puede hacer perder al delfín

Si en el Revolucionario Institucional las cosas se han complicado a tal grado que muchos de los aspirantes ya ven casi imposible ganar por la buena, el único escenario que les queda es ganar por la mala, es decir, tumbar jurídicamente la candidatura de Antonio Gali por los muchos recovecos que crea la nueva legislación electoral. Las normas restrictivas aparecen por todos lados en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE)

¿Para qué ir a una batalla perdida de antemano? Lo que tendrían que hacer Doger, Blanca y compañía es solicitar una reunión con Manlio Fabio Beltrones para renunciar, todos al mismo tiempo, a la posibilidad de ir a un matadero en el que no van a meter ni las manos. Y aunque el presidente del CEN tricolor no es responsable de la concertacesión ni la negoció, parece difícil que pueda escapar al sino marcado desde Los Pinos

Jueves, 19 Noviembre 2015 03:53

Y tú, ¿eres Rafafóbico o Rafafílico?

El negocio de hoy es juzgar de forma implacable al morenovallismo. Los bandos están muy definidos y cada uno trae sus propios intereses. Unos quieren mantener el poder y los recursos multimillonarios que tiene Casa Puebla. Otros quieren arrebatárselos. En medio, los ciudadanos de a pie quedamos atrapados en la polarización.

Como a los poblanos ningún chile les acomoda, hay quienes critican a Moreno Valle por la remodelación, otros porque no les gustó, y los menos porque el costo de las obras parece excesivo. La verdad es que, previo a la remodelación, el estadio era una ruina. Un inmueble horroroso, descuidado y avejentado. La verdad. Hoy, pese a las burlas del Chiquihuite Stadium, la verdad es que luce más decente. Mucho más decente.

El calendario de Gali se agota: de los 56 meses que iba a gobernar como alcalde, sólo lo hará 24. Y de los 72 que podría durar su administración si se esperara a postularse a 2018, de ganar en 2016, sólo gobernará en 20 meses. Ya ni hablar de la senaduría: postularse acabando la minigubernatura suena imposible, porque tendría que abandonar el cargo de gobernador con noventa días de anticipación y abriría una crisis política en el Congreso para designar al mandatario interino

Si el gobierno federal hubiera querido castigar a Moreno Valle, le hubiera dejado los 62 mil millones de pesos que originalmente traía el proyecto, con lo que la caída en términos reales comparando el presupuesto aprobado 2015 hubiera sido superior al 10 por ciento. Si lo hubiera querido premiar, le hubieran dado más de los 68 mil 700 aprobados el año pasado, es decir, por lo menos hubiera llegado a los 70 mil, cuando no a los 73 mil millones. Pero este escenario tampoco ocurrió.

Nadie puede poner el grito en el cielo. Todos los gobiernos, legítimamente, utilizan el presupuesto para beneficiar a su base electoral. López Obrador a su paso por la jefatura de gobierno le dio subsidios a los viejitos y las madres solteras. El gobierno de Enrique Peña Nieto regala televisiones a diestra y siniestra, y casi todos los gobiernos estatales regalan útiles, mochilas y uniformes gratis. De hecho, Puebla era uno de los pocos que no lo hacían

Cada visita de un miembro del gabinete, un elogio al gobierno panista: ya sea en salud, desarrollo social, manejo responsable de las finanzas, seguridad, obras de infraestructura y un largo etcétera. Según el gobierno federal, Puebla es un lugar perfecto y su gobierno, pluscuamperfecto. ¿Entonces qué sentido tiene que el PRI regrese a Casa Puebla? !Ninguno!

Mucha de la actividad económica de Puebla ha estado bajo sospecha en la última década, y se confirma que numerosos negocios boyantes en realidad son lavanderías. Es el caso de Manuel Rodolfo Trillo Hernández, alias “La Trilladora”, quien compró a Domingo Minutti ochenta franquicias de sus famosas cafeterías, al costo de un millón de pesos cada una. Así, la estructura del Cártel de Sinaloa tenía inversiones por más de 80 millones de pesos en cafeterías. ¿Y alguien se enteró? Pues no.

Puede ser que Videgaray quiera seguir beneficiando a Moreno Valle, pero no es la instrucción que traen César Camacho y Manlio Fabio Beltrones, quienes desautorizaron la reunión de sus diputados con el gobernador poblano. Sin embargo, éste empuja sus proyectos a través de la SHCP. Hasta el jueves habrá claridad de cuál fue la línea ganadora: si la que pide recortarle recursos o la que apuesta por llenar de dinero a Moreno Valle

De entrada, los estímulos fiscales como la exención del Impuesto sobre la Nómina, aprobado en un decreto del Congreso local, debería ser abrogado inmediatamente, pues borrará esos recursos por los próximos doce años. Así, el gobierno estatal podría recuperar más de 100 millones de pesos anuales. También, inmediatamente, debería cancelarse los subsidios económicos que se entregan a Volkswagen, no se sabe con qué justificación, los cuales ascienden a 623 millones de pesos desde 2011, de acuerdo con un reportaje de e-consulta

Jueves, 05 Noviembre 2015 02:38

Audi: de logro a fracaso sexenal

La catástrofe económica de Volkswagen —ahora oficialmente también de Audi— es una catástrofe política para Moreno Valle, que apostó fuerte durante el primer tramo del sexenio para conseguir el Premio Mayor, y luego se la pasó complaciendo cada uno de los deseos de los directivos alemanes. Podrá discutirse si los 9 mil millones dedicados a Audi pudieron gastarse mejor o malgastarse peor, pero lo cierto es que en 2012 la planta era el deseo de todos los gobernadores del país

Una de las teorías de la conspiración alrededor del Dieselgate siempre señaló que el fraude ambiental era un pretexto que ocultaba una guerra económica emprendida por el Imperio Norteamericano para beneficiar a sus propias empresas automotrices. Esta teoría de la conspiración se confirmaría con los reportes de ventas. Siguiendo esa hipótesis, General Motors, Ford, Fiat-Chrysler ganaron la guerra económica, pues entre todos devoraron la participación que tenía Volkswagen en el mercado de EU