Jueves, 05 de Diciembre del 2019
Miércoles, 18 Julio 2018 03:20

Parlar

Parlar Escrito Por :   Luis Antonio Godina

El Parlamento proviene del francés parlement que, a su vez, deriva de ‘parlar’, es decir, hablar.


 

Y hoy, ésa será una necesidad en nuestro parlamento.

 

A partir del 1 de septiembre entrará en funciones una nueva Legislatura –la LXIV— con una conformación inédita.

 

El Grupo Parlamentario de Morena será el mayor y, con sus aliados, tendrán los votos necesarios para modificar cualquier ley, si así les place.

 

Para hacer reformas constitucionales a Morena sólo le falta un puñado de votos, porque en el país Morena y sus aliados tienen mayoría en 18 Congresos locales. Hay que recordar que para modificar la Constitución se necesita dos tercios de los diputados, dos tercios de los senadores y la mitad más uno de los congresos locales.

 

Hace muchos años, cuando el PRI tenía mayoría absoluta, la oposición acuñó términos como “mayoritear” o “aplanadora”, a pesar de que siempre fueron escuchados y muchos de sus planteamientos incorporados en los dictámenes del Congreso.

 

Hoy, esa nueva mayoría conformada apenas el 1 de julio tiene ante sí varios retos, uno de ellos, el de mayor relevancia –creo yo— es legitimar sus acciones, planes, estrategias, reformas.

 

Y para ello va a requerir de las minorías legislativas para construir grandes acuerdos que permitan que una reforma cuente con el aval de partidos minoritarios, los cuales representan a un amplio sector de la población.

 

SI bien la victoria de Andrés Manuel López Obrador y Morena es contundente, es pertinente recordar que sólo un tercio del padrón electoral apoyó al candidato presidencial, el resto o se abstuvo o votó por otra opción.

 

Esto, sin duda, va a obligar a que desde el Congreso se deba dar una señal de diálogo y acuerdo, en fin, de un régimen democrático que se consolida cada vez más.

 

Las mayorías absolutas que existieron en el Congreso terminaron por ceder a los ímpetus democráticos y construyeron las bases para el régimen de partidos y electoral que hoy tenemos.

 

Esa mayoría priista que existió aprobó un órgano ciudadano para celebrar elecciones, creó leyes e instituciones que nos han permitido la alternancia en la titularidad del Ejecutivo federal y congresos divididos.

 

Y desde entonces, el diálogo entre los grupos parlamentarios ha sido fundamental.

 

Hoy, el reto sigue siendo el mismo: no avasallar e incorporar a las minorías para, así, legitimar decisiones.

 

comments powered by Disqus