Jueves, 05 de Diciembre del 2019

Vecinos recuerdan a joven médico asesinado por inteligencia y talento

Miércoles, 19 Diciembre 2018 03:18
Vecinos recuerdan a joven médico asesinado por inteligencia y talento

Conocidos temen que familia no tenga recursos para cubrir gastos de sepelio. Ricardo Dávila Díaz, recién graduado de la Facultad de Medicina de la BUAP, se sentaba a tocar la guitarra y cantar cuando regresaba a su hogar en Tecamachalco, saludaba a sus vecinos y les dedicaba canciones

Augusto Simón V. / Tecamachalco

@Diario_Cambio



 


Vecinos de Ricardo Dávila Díaz, el joven médico recién graduado en la BUAP y quien se dirigía al municipio La Piedad, Michoacán, para iniciar su trabajo como galeno en el Hospital General de aquel municipio, donde fue asesinado en un asalto, lo recuerdan como un joven dedicado a su familia, sus estudios y su pasión por la música y el canto.


Indican que se empeñó por terminar su carrera y su objetivo era comprar una casa para sus padres, sus vecinos aún lo esperan para velarlo y piden a la ciudadanía que, al llegar, apoyen a su familia, pues viven en extrema pobreza en pleno Centro de Tecamachalco.


Diario CAMBIO visitó su domicilio en la calle 6 Norte, marcada con el número 201, a un costado de la iglesia del Calvario y a tres calles de la presidencia municipal. Sin embargo, al domicilio aún no ha llegado el cuerpo, sus vecinos lo esperan pero tampoco hay preparativos, la vivienda luce viejas paredes, una puerta que es asegurada sólo con un tramo de cadena y candado.


Inteligente y talentoso


Vecinos relataron que Ricardo, de 24 años, y dos de sus hermanas siempre fueron destacados en sus estudios, una de ellas vive en la ciudad de Tehuacán y la segunda en la capital poblana. Sin embargo, cuando inició sus estudios de medicina en la BUAP, por un tiempo viajó todos los días a la facultad con el apoyo de sus padres y después se fue radicar a la ciudad para poder trabajar y estudiar.


Su objetivo era comprar una casa para sus padres, a quienes visitaba cada mes o mes y medio. Lo primero que hacía al llegar a Tecamachalco, donde ansiosamente lo esperaban sus padres, con el poco dinero que ahorraba los llevaba a un centro comercial para comprar la despensa.


Su padre, que lleva el mismo nombre, es oriundo de Tecamachalco y todos los vecinos lo conocen como Don Güero, se dedica a la fabricación de bolsas para regalos para surtir algunas tiendas de la localidad; la madre es originaria de Guadalajara, Jalisco, se dedica a realizar trabajos domésticos, donde la emplean pocos días a la semana; con ellos vive su tío, un humilde pintor que con los pocos trabajos que realiza apoya con los gastos en casa.


Cuentan que Ricardo, después de llevar al súper mercado a sus padres por la despensa, por las tardes tomaba su guitarra y en el pórtico de su casa se sentaba a tocar y cantar, mientras saludaba a las personas que pasaban por el callejón.


“Tocaba guitarra, cantaba muy bonito, muy afinado, ese era su pasatiempo, cuando pasaba la gente saludaba y le dedicaba sus canciones, se observaba muy feliz por sus logros a pesar de ser muy humilde. Nos da mucha tristeza que le arrebataron la vida a Richard de una manera cruel, lo estamos esperando, no sabemos por qué no llega”, relató su vecina.


Conmueve a comunidad


La noticia conmocionó a Tecamachalco, las redes sociales no se hicieron esperar. Una amiga de Ricardo, de nombre Gloria Velasco Mier, posteó en sus redes sociales el siguiente mensaje: “Ricardo Dávila Díaz mi siempre admirado niño genio, mi corazón llora tu partida, mi tocayo de cumpleaños, mi compañero de Xbox y mi eterno vecino, descansa pequeñito”.


Comentaron que la familia de Ricardo siempre se ha ganado el cariño de quienes los conocen a pesar de ser muy humildes, por ser respetuosos, amables y educados.


Esta casa editora pudo constatar que su vivienda, con techos de láminas, apenas cuenta con energía eléctrica. Un caso de pobreza entrama en pleno Centro de Tecamachalco.


A los vecinos les preocupa que la familia de Ricardo no pueda cubrir los gastos funerarios y eso esté retrasando la llegada del cuerpo. Piden al municipio de Tecamachalco ayuda para la familia del joven médico tan pronto llegue, hasta el momento no tienen contacto con los padres y no saben hasta cuándo regresarán.