Jueves, 17 de Octubre del 2019

Seis meses del helicopterazo en el que murió Martha Erika y RMV, no hay versión oficial

Lunes, 24 Junio 2019 00:45
Seis meses del helicopterazo en el que murió Martha Erika y RMV, no hay versión oficial

Hasta ahora, los laboratorios internacionales no han descubierto falla alguna en los restos del Agusta Westland 109S. El 24 de diciembre del 2018, sólo 10 días después de haber rendido protesta del cargo de gobernadora, Martha Erika Alonso abordó un helicóptero junto con su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, para dirigirse a la Ciudad de México, minutos después la aeronave se desplomó

Carlos Cózatl

@cr_cozatl



 


A seis meses del ‘helicopterazo’ en el que perdieron la vida la ex gobernadora Martha Erika Alonso y el ex senador Rafael Moreno Valle, el Gobierno federal continúa sin dar una explicación sobre las causas del siniestro que cobró la vida de cinco personas el pasado 24 de diciembre, pues los especialistas no han encontrado la supuesta falla mecánica que ocasionó el desplome de la aeronave en terrenos de Coronango.


Hasta el momento, los laboratorios internacionales no han descubierto falla alguna en los restos del Agusta Westland 109S; sin embargo, será el próximo mes de julio cuando la Dirección de Aeronáutica Civil emita su dictamen final y delegue las investigaciones a la Fiscalía General del Estado (FGE), quien integró una carpeta de investigación por homicidio.


Después de medio año el panorama político del estado ha dado un giro de 180 grados, pues después de resultar triunfadora la coalición Por Puebla al Frente, tras los comicios extraordinarios del pasado 2 de junio Luis Miguel Barbosa, de la coalición Juntos Haremos Historia, resultó vencedor.


Fallecen en ‘accidente’ aéreo MEA y RMV


El 24 de diciembre del 2018, sólo 10 días después de haber rendido protesta del cargo de gobernadora, Martha Erika Alonso abordó la aeronave Agusta Westland 109S junto con su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, para dirigirse a la Ciudad de México, donde celebrarían las fiestas decembrinas; sin embargo, la pareja de políticos nunca llegó a su destino, pues alrededor de las 14:30 horas, tras 10 minutos de vuelo, el helicóptero en el que viajaba la pareja se desplomó en terrenos de cultivo del municipio de Santa María Coronango.


Junto a ellos también perecieron los pilotos Roberto Coppe y Marco Tavera, además del asistente personal del senador, Héctor Baltazar, quienes perdieron la vida de forma instantánea  luego de caer de más de  10 mil pies de altura, siendo calificado el incidente como inusual por el mismo secretario de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú.


De acuerdo a los primeros dictámenes del Gobierno federal, la aeronave cayó en un ángulo de 60 grados sobre sus hélices, lo que provocó que estas formaran un boquete en la zona de impacto en los terrenos de cultivo donde se estrelló la aeronave.


Aunque algunos testigos y vecinos del Cerro de la Chimenea del Chacuaco señalaron haber visto llamas en la cola del helicóptero de tipo militar, el departamento de explosivos del Ejército descartó la presencia de algún tipo de munición o detonante a bordo del helicóptero.


Laboratorios internacionales no encuentran la fatal falla mecánica


La dependencia a cargo de Javier Jiménez Espriú señaló a principios de junio que especialistas de la Trasportation Safety Board (TSB) de Canadá, la Agenzia Nazionale per la Sicurezza del Volo (ANSV) de Italia, la National Transportation Safety Board (NTSB), de USA y la European Union Aviation Safety Agency (EASA) de Europa, asimismo de las empresas fabricantes Leonard Helicopter Division (LHD) y Logic en Italia, Patt & Whitney y Safran en Canadá, además de Honeywell Aerospace y Collins en Estados Unidos, continúan las investigaciones para dar con la causa de la caída del Agusta Westland 109S.


De acuerdo con la carpeta de investigación de la Dirección General de Aeronáutica Civil, durante la inspección de los motores PW207C de la aeronave Agusta Westland 109S, éstos se encontraban en buen estado antes del impacto en terrenos de cultivo; sin embargo, su memoria interna resultó dañada por el fuego y el impacto de al menos de 10 mil pies de altura, por lo que fue imposible recuperar información.


Mientras que de la inspección realizada a los ocho actuadores, cinco lineales y tres hidráulicos, se les practicó una inspección por medio de Tomografía Computarizada en la que no se logró localizar alguna falla o daño considerable además de los propiciados por la misma caída de la aeronave.


Los controles de la aeronave, rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90 grados, ninguno de estos componentes presentaba evidencia de una falla previa al impacto, por lo que quedó descartada la teoría de Tv Azteca en la que se señalaba que fue la tijera del rotor la causante del desplome de la aeronave que ocasionó la muerte de cinco personas hace seis meses.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico