Domingo, 17 de Noviembre del 2019
Tiempos de Nigromante

La difamación que hizo Barbosa sobre Doger, en el sentido de que era un colaboracionista del morenovallismo a sueldo, se vino abajo en las últimas dos semanas en las que el priista, de forma insistente, ha tratado de colar un spot al INE en el que abre fuego contra Alonso Hidalgo por el tema de la reelección conyugal. Hasta ahora el órgano electoral no se lo ha permitido, pero por esfuerzo no ha parado

Viernes, 08 Junio 2018 02:47

Ricky Riquín Canallín, en paz descanse

Según esta versión, Peña Nieto decidió que ‘Canallín’ no debía ser presidente, y eso levantó todos los obstáculos que el aparato oficial pudo haberle puesto a López Obrador. ¿Significa eso que hay un pacto entre ambos, que incluye la demolición de lo que queda del PRI que puede llevar al partido de la Revolución a la extinción? En absoluto. Pero la versión es maliciosa y daña a todos, a Peña y a López Obrador

Jueves, 07 Junio 2018 03:58

Lalo Rivera pinta su raya con Banck

De alguna forma Lalo es el puntal que sostiene al morenovallismo, pues si la capital se pierde por amplio margen, el estado también caerá. Hasta el día de hoy, en la historia mínima democrática de Puebla, cuando hay elección concurrente el triunfo en gubernatura y alcaldía no se ha divorciado. Melquiades ganó con Marín en 1998. Marín y Doger en 2004. Moreno Valle y Lalo en 2010. En 2016 no hubo elección a presidente municipal

El manotazo que le dieron desde la SGG fue muy claro: en Fiscalía hay todos los elementos para meterlo a la cárcel no sólo por sus vínculos con el crimen organizado del CJNG, sino por el tema de los más de 100 policías ‘cachirules’ a los que extendió nombramiento, les dio uniformes, vehículos, los puso a circular por las calles y pagaba su sueldo, pero nunca los hizo pasar los controles de confianza ni tenían Clave de Registro Policial

Rafael Núñez amaneció muy gallo, pero conforme fue trascurriendo el día se le agotó el efecto de los dos kilos de huevo que compró en un Oxxo. El orden del día de Cabildo extraordinario de San Martín Texmelucan incluía como punto central votar el aval para presentar una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia contra el decreto mediante el que el gobierno estatal, a través de la SSP, asumió el control de la seguridad pública de ese conflictivo municipio.

Pero pasaron los minutos, el quórum no se reunía, y ya después del mediodía, el orden del día fue modificado. Desapareció el aval para controversia constitucional, y en su lugar apareció la solicitud de licencia por 90 días pese a que el empresario Rafael Núñez declaró hace una semana que iba a terminar su periodo, que no se iba a dar a la fuga, y que continuaría al frente de ese gobierno municipal.

¿Qué pasó en esas cuatro o cinco horas?

¿Qué desinfló la valentía de Núñez?

No es fácil imaginarlo: la amenaza directa de que, a punto de culminarse las investigaciones, el Cereso de San Miguel es el destino más próximo del alcalde, y que cualquier movimiento en contra del gobierno estatal lo único que iba a lograr era agravar su situación. La única opción era separarse del cargo, evitar una maniobra suicida y esperar a que la Fiscalía determine.

Con todo el dolor de su corazón, el ego herido, y sin la posibilidad de armar una rebelión jurídica, el empresario zapatero que llegó al poder con aplausos se despidió de la alcaldía con el pretexto de ausentarse 90 días, lo que en teoría le permitiría regresar a un mes de terminar el mandato. Pero todos sabemos que eso no va a ocurrir. Ese tren ya partió.

El manotazo que le dieron desde la SGG fue muy claro: en Fiscalía hay todos los elementos para meterlo a la cárcel no sólo por sus vínculos con el crimen organizado del CJNG, sino por el tema de los más de 100 policías ‘cachirules’ a los que extendió nombramiento, les dio uniformes, vehículos, los puso a circular por las calles y pagaba su sueldo, pero nunca los hizo pasar los controles de confianza ni tenían Clave de Registro Policial.

Como siempre, la política interviene. Núñez llegó al poder en una de esas extrañas marometas del morenovallismo en 2013. Fue postulado por el PT en candidatura común con el resto de los partidos satélites del régimen, y dado su prestigio como empresario, arrasó al PRI que postuló a Salomón Escorza —hoy en el redil morenovallista—.

Cinco años después, Rafa Núñez ya no le era funcional a nadie. Ni a la sociedad texmeluquense por la grave crisis de inseguridad, ni al morenovallismo, pues sus lazos con el PT lo hacían apoyar a la coalición de Morena, aunque siempre lo negó.

Al final, el desgobierno de Núñez se tradujo en la caída de las preferencias electorales de Martha Erika Alonso y de todo el morenovallismo, pues la inseguridad rampante, más el fenómeno de huachicol, se convirtieron en una razón de voto a favor de los candidatos de Morena en la zona. Se espera que la caída del alcalde ayude a reflotar, pero la verdad es que no hay garantías que la situación mejore.

¿Por qué? Porque trascendió que el director de Obras Públicas del Ayuntamiento se encargará del puesto los siguientes 90 días y es probable que cierre la administración, pero carece de la experiencia para sacar adelante al municipio. Lo que sí podrán es inhibir algún de tipo de operación a favor de Morena-PT, pero en realidad si no mejora la situación de la seguridad, tampoco habrá un crecimiento real de los apoyos a los candidatos del morenovallismo.

Rafa Núñez aún no culmina su parte, pues pasará a la historia de San Martín Texmelucan como un alcalde desastroso e ineficaz, pero que siempre parecía actuar de buena fe. En el futuro sabremos si era tonto o sólo se hacía, pues parece demasiado evidente su sociedad con el crimen organizado, pero la Fiscalía —si Carrancá no tiene programado otro viaje pronto— deberá terminar sus investigaciones y probarlo.

Con el mismo ejercicio, López Obrador recibiría alrededor de un millón y medio de votos. Si se mantiene la brecha de voto diferenciado, Barbosa recibiría 1 millón 50 mil votos sin siquiera sudar y pese a todos sus escándalos. ¿Está preparado el morenovallismo para alcanzar el millón 100 mil votos —los mismos con los que ganó en 2010— o superar esa meta para llegar al millón 200 mil votos?

Si el núcleo de la elección es la inseguridad y la impunidad, Martha Erika pegó seco al poner la cabeza de Carrancá bajo la espada de Damocles. El problema del fiscal, más allá de esos claroscuros, es que simboliza la impunidad en el tema de los feminicidios y la violencia de género, pues desde que el fenómeno delictivo comenzó a crecer en 2014, hubo una política de desprecio que aún no termina

Gozaba del respeto y el cariño de todos en la Sierra Norte y en su Huauchinango querido. Tenía su filia política, militaba en el Verde - quién sabe porqué- desde hace casi una década, pero era respetuosa de las opiniones de los demás ni entraba en el juego de la descalificación barata.

Pensar que Estados Unidos no va a intervenir en la elección presidencial es un acto de ingenuidad. A la ingenuidad a cierta edad se le llama pendejez. El análisis chairo, sin embargo, ha dejado fuera el intervencionismo histórico gringo y su visión del patio trasero que es México. Donald Trump ha sido el presidente más hostil hacia los intereses mexicanos. O lo había sido hasta ahora en el discurso, pero ya pasó a los hechos iniciando una guerra comercial en las que saldremos perdiendo todos

Ya en el bloque de igualdad de género, y contra las cuerdas por su polémico papel en el Instituto Poblano de la Mujer, acusada hasta por Geraldine de bloquear la petición de la Alerta de Género, Navarro contestó con precisión al recordar que durante el escándalo Cacho, Armenta era titular de Sedesol, cabeza de sector a la que estaba adscrito el IPM. Y como secretario, nunca alzó la voz en defensa de la periodista ni permitió que lo hiciera la entonces directora del IPM

Por los escándalos de Barbosa, el  60 por ciento de los encuestados no consideran que sea un digno candidato de Morena

La brecha de voto diferenciado en Puebla entre Andrés Manuel López Obrador y su candidato Luis Miguel Barbosa continúa ensanchándose conforme se acerca la elección del 1 de julio.

Por el contrario, Martha Erika ha tenido un primer mes de campaña feliz. Su tono, sus spots y sus propuestas la hicieron levantar sus positivos, lo que la hizo subir en las encuestas. La distancia de 8 puntos parece suficiente para aguantar el segundo tramo, pero no parece que la máquina de asedio vaya a detenerse. Hasta ahora, la asociación con su esposo Moreno Valle no ha sido determinante para hundirla

Ya en la onda aldeana, el asediado candidato a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa, recuperó la peor de las tradiciones intolerantes del lopezobradorismo y mandó al diablo las instituciones, acusando de estúpidos a los consejeros electorales del IEE

Seguramente algo de esto ya sabían Armenta, Manzanilla y compañía que evitaron que Barbosa apareciera en su spot coral para no contaminarse. Eso significa que al interior del partido ya todo mundo sabe que el candidato a gobernador es un activo tóxico que no suma, sino que resta, pese a que él vocifera que su retahíla de escándalos terminó por beneficiarlo. Ajá…

Con intervenciones corales, al estilo de ‘We are The World’ o ‘Cantaré, Cantarás’, llaman a voto en cascada a favor de Morena. Tangencialmente, en la línea que le toca al atrabancado José Juan, dice que “la guerra sucia emprendida por la oposición no sólo ha calumniado y desprestigiado a nuestros compañeros, sino que incluso los han asesinado”. Resaltable la durísima afirmación, pero ninguna mención a Barbosa cuando ese era el momento idóneo para darle el respaldo

En Puebla, por ejemplo, la élite de Morena se empeña todos los días en mostrar cuan lejanos están de los ideales de AMLO, y por tanto, no merecen el voto en cascada que los lleve a gobernar Puebla, los principales municipios y dominar el Congreso local. Esta cúpula de poder, todos los días, nos da razones para el voto diferenciado. Sí a AMLO, no a los morenos de Puebla. No a darle todo el poder a un sólo hombre. Ellos no representan los valores de López Obrador